Denuncian plan antimediático en asesinato de José Couso

Estados Unidos tenía un plan contra la prensa internacional para evitar que los medios de comunicación informaran sobre la toma de Bagdad, en 2003

Autor:

Juventud Rebelde

MADRID, octubre 5.— El juez español Santiago Pedraz alertó sobre un plan ideado por Estados Unidos contra la prensa internacional, que tenía como objetivo evitar que los medios de comunicación mundiales informaran sobre las operaciones militares en curso durante la toma de Bagdad, la capital iraquí, en 2003.

Durante el inicio de un nuevo proceso judicial contra tres militares estadounidenses encausados por el asesinato en Iraq del camarógrafo español José Couso, Pedraz anunció que los hechos formaron parte de una estrategia intencional —llevada a cabo por la Tercera División de la Infantería de EE.UU.— para evitar la cobertura mediática del conflicto, reportó PL.

El magistrado, quien por tercera vez procesa a los soldados norteamericanos, dijo a la prensa que llegó a esa conclusión luego de que en enero inspeccionara el lugar de los hechos, donde Couso muriera durante la cobertura de los ataques a Bagdad en 2003.

En un auto jurídico dictado este miércoles ante la apertura del proceso legal, el funcionario de la Audiencia Nacional ordenó la creación de una comisión rogatoria a la justicia de Estados Unidos para que interrogue además a un comandante y a un jefe de Brigada del norteño país.

Los militares implicados en un delito contra la comunidad internacional y homicidio son: el teniente coronel Philip de Camp, el capitán Philip Wolford y el sargento Thomas Gibson, quienes ordenaron, autorizaron y efectuaron el disparo que acabó con la vida de Couso. La corte revocó en dos ocasiones anteriores —2008 y 2009— el procesamiento de los militares, recordó DPA.

Couso, camarógrafo de la televisión privada española Telecinco, murió al ser alcanzado por un disparo efectuado desde un carro de combate estadounidense cuando se encontraba en el hotel Palestina de Bagdad, en el que residían muchos de los corresponsales extranjeros enviados a Iraq al inicio de la invasión. En el ataque también perdió la vida un reportero de la agencia Reuters, Taras Protsyuk.

El magistrado añadió que los tripulantes del tanque pudieron apreciar con total claridad a las personas que se encontraban en las ventanas y los balcones del hotel y los objetos que portaban.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.