Emigrados cubanos en EE.UU., más cerca de su Patria

Desde Washington, a través de una videoconferencia, intercambiaron con funcionarios del MINREX sobre temas de interés común. Exigen libertad para los Cinco

Autor:

Jorge L. Rodríguez González

El bloqueo económico, comercial, y financiero impuesto por Estados Unidos a Cuba hace más de medio siglo obstaculiza la normalización de las relaciones entre los cubanos emigrados y su país, afirmó este sábado el viceministro de Relaciones Exteriores, Dagoberto Rodríguez, durante una videoconferencia que enlazó con la Isla a los participantes, en Washington, del Primer Encuentro de Cubanos Residentes en la nación norteña.

El Viceministro cubano recalcó que durante la administración del presidente Barack Obama esa política hostil hacia nuestro país, condenada en 20 ocasiones por la comunidad internacional en la Asamblea General de Naciones Unidas, no ha sufrido cambio alguno, aunque sí variaron los métodos de Washington para destruir la Revolución Cubana.

Rodríguez reiteró que el levantamiento de las restricciones de viajes a los residentes cubanos y el envío de remesas a familiares en la Isla son pasos positivos, pero extremadamente limitados e insuficientes.

Recalcó que Cuba tiene la voluntad de resolver el conflicto con Estados Unidos, pero a través de un diálogo entre iguales y respetuoso, que no implique el menoscabo a la independencia y la soberanía de la Isla.

En otro momento del encuentro, emigrados reunidos en el Salón de Protocolo de la Sección de Intereses de Cuba en Washington, recibieron el agradecimiento de Elizabeth Palmeiro, esposa de Ramón Labañino, por su apoyo a la lucha internacional por la libertad de su esposo y sus cuatro compañeros en la lucha contra el terrorismo.

Desde el teatro Camilo Cienfuegos del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba, Palmeiro exhortó a los cubanos emigrados a aumentar sus esfuerzos para lograr el regreso de los Cinco a casa.

Palmeiro fue portadora de un mensaje de Ramón. El texto, leído por Elizabeth, enviaba un abrazo fraterno y el afecto de los Cinco a los cubanos residentes en Estados Unidos que «con su esfuerzo cotidiano han defendido y defienden a nuestra amada Patria, el derecho de nuestro pueblo a vivir en paz y armonía con el país norteño, tratando de que mejoren las relaciones entre ambos países y termine la tenaz contienda de hostilidad hacia nuestra amada Isla».

«Es la hora de unir todos nuestros esfuerzos y energías por el bien de Cuba, de la patria grande: Nuestra América y por la humanidad toda».

Mientras Elizabeth leía el mensaje, los rostros de algunos presentes en el Salón de Protocolo de la Sección de Intereses de Cuba en Washington, mostraban lágrimas.

Desde Washington, en tanto, el periodista Max Lesnik comentó que la reciente valla levantada por la Alianza Martiana y Radio Miami en esa ciudad del sur de la Florida, y que fue retirada enseguida, tenía como objetivo demostrar que allí «no hay espacio para la justicia». Seguiremos luchando, no importan las amenazas, dijo.

«Libertad para los Cinco en nombre de los 11 millones de cubanos y de los que aquí seguimos siendo cubanos», reclamó Lesnik, acompañado por sus compañeros reunidos en Washington.

Esta es la primera vez que se realiza en Estados Unidos un evento nacional de emigrados cubanos. Los 118 invitados de 13 estados estadounidenses, además de Puerto Rico y el distrito de Columbia, también recibieron información sobre la actualización del modelo económico en Cuba, a cargo del economista Alberto Betancourt, miembro de la Asociación Nacional de Economistas de Cuba.

Por último, el viceministro Rodríguez comentó que mucho se ha avanzado para normalizar las relaciones entre Cuba y sus emigrados a través del intercambio de ideas sobre intereses comunes y para enfrentar los designios de quienes quieren afectar la independencia de la Isla.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.