Conmocionada Siria por sangrientos atentados

Al menos 55 muertos y 372 heridos, según balance provisional. Denuncias de Damasco ante la ONU

Autor:

Juventud Rebelde

DAMASCO, mayo 10.— La explosión de dos coches bomba en la periferia de Damasco causó este jueves al menos 55 muertos, y unos 372 heridos, lo cual fue calificado como el atentado más sangriento desde el inicio de la crisis en Siria hace 14 meses y denunciado por la nación árabe ante Naciones Unidas.

Las explosiones terroristas tuvieron lugar en la encrucijada de Al-kazaz, en la circunvalación sureña de la capital, una zona densamente poblada, según la agencia siria SANA, y su tiempo coincidió con la salida de los trabajadores a sus centros de trabajo y de los estudiantes a sus colegios y universidades, en un momento en que la zona presenciaba un intenso tráfico, dijo el Ministerio del Interior.

La cartera agregó que los atentados terroristas fueron perpetrados con grandes cantidades de explosivos, que se estiman en más de mil kilogramos.

Cientos de ciudadanos afluyeron a los centros de transfusión de sangre en Damasco para donar a los heridos.

En misivas al Presidente del Consejo de Seguridad de la ONU y al Secretario General de las Naciones Unidas, el Gobierno sirio aclaró que la escalada de crímenes confirma que el país es blanco de un ataque terrorista dirigido por organizaciones que reciben apoyo financiero y  de armas del exterior.

Agregó que detrás de estas acciones se encuentran naciones y medios de comunicación conocidos por sus llamados a cometer más crímenes, apuntó PL.

La Cancillería subrayó que el ejecutivo de Damasco espera que el Consejo de Seguridad asuma sus responsabilidades en la lucha contra el terrorismo que enfrentan, y responda a los Estados que lo alientan.

Por su parte, el embajador sirio ante la ONU, Bashar Jaafari, presentó ante el Consejo de Seguridad documentos y confesiones de 26 elementos capturados en territorio sirio en actividades de esa naturaleza. También puso a disposición del organismo internacional los nombres de 12 personas muertas en ese país mientras ejecutaban actos terroristas, entre ellos varios de nacionalidad británica, francesa y belga.

Por su parte, el ministro de Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, responsabilizó a las potencias extranjeras de la violencia en Siria, al indicar que algunas de ellas emprenden acciones «para que la situación estalle», afirmó el titular en rueda de prensa en Pekín, citó EFE.

Lavrov, que se reunió este jueves con su colega chino, Yang Jiechi, añadió: «También me refiero a esas explosiones».

«Los líderes de la comunidad internacional tienen influencia sobre ellos (los grupos armados). Deberían utilizar su influencia para el bien, no para el mal», dijo.

En opinión de Lavrov, esas potencias albergan esperanzas de que «las fuerzas gubernamentales reaccionarán de manera inadecuada y que la espiral de violencia conducirá a la necesaria injerencia exterior».

El Canciller recalcó que Rusia no cederá ante presión foránea alguna. No estamos del lado de los que actúan para con Siria según el principio «cuanto peor, tanto mejor». Hay personas que quieren ejercer presión sobre nosotros para hacernos cambiar esta postura, pero no cederemos, apuntó, según ITAR-TASS.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.