En marcha Primavera global de indignados

Una marea humana tomó las plazas de 80 ciudades ibéricas, protestando contra el modelo político y económico de un país sumido en grave crisis económica y en una ola de duros recortes por parte del Gobierno de Mariano Rajoy

Autor:

Juventud Rebelde

MADRID, mayo 12.— Miles de personas en varias ciudades europeas participaron en la jornada global de acción que marcó el primer aniversario del «movimiento de los indignados» contra la injusticia económica, iniciado en la Puerta del Sol de Madrid, la que volvió a ser ocupada por los manifestantes.

El Movimiento 15-M demostró que sigue vivo, cuando una marea humana tomó las plazas de 80 ciudades ibéricas, protestando contra el modelo político y económico de un país sumido en grave crisis económica y en una ola de duros recortes por parte del Gobierno de Mariano Rajoy, que fue desafiado cuando en el centro de Madrid permanecieron pasadas las 10 p.m., horario límite impuesto por las autoridades.

A medianoche, los indignados guardaron un minuto de silencio, bautizado como «grito mudo», para pedir el cese de la «violencia económica» y de las guerras, al ritmo del agitar de pañuelos blancos, describió  DPA.

Las protestas transcurrieron sin incidentes reseñables, y la policía, aunque visible, se mantenía en un segundo plano, aunque tenían orden de impedir nuevas acampadas de los indignados.

A lo largo de la tarde y durante la noche, los indignados gritaron «Contra los recortes, no te cortes», también en la Plaza de Cataluña en Barcelona, y contra la corrupción, el bipartidismo, la reforma laboral del Gobierno y los drásticos recortes sociales que afectan a pilares básicos del Estado de bienestar como la sanidad y la educación.

Entre las consignas y los carteles estaban frases como «pueblo, despierta, se acabó la siesta», «banquero ayudado, ladrón indemnizado», «no a la estafa de Bankia» (banco español que deberá ser rescatado por el Gobierno) o «A nosotros  quien nos rescata?», dijo EFE.

En Londres, se manifestaron frente a la Catedral de San Pablo, donde hace un año los «indignados» establecieron su campamento, desalojado entonces por la policía un mes después, señaló Notimex.

En Lisboa, los portugueses —principalmente jóvenes desempleados— corearon lemas contra el FMI, el Banco Central Europeo y la Comisión Europea (CE).

También fueron escenarios de manifestaciones Budapest, capital de Hungría; Bruselas, donde lanzaron papel higiénico contra el Banco Nacional de Bélgica; Italia y Alemania. A esa jornada global europea, se unió Tel Aviv, donde miles de israelíes se manifestaron contra la carestía de la vida y las desigualdades sociales, reportó AFP.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.