Masacre en Al-Houleh, una historia mal contada

Las grandes corporaciones mediáticas han distorsionado la realidad de lo que acontece en Siria, manipulando imágenes de forma burda

Autor:

Jorge L. Rodríguez González

Sin comprobar los hechos ni contrastar fuentes, el periodismo corporativo internacional transmitió al mundo la masacre de la aldea siria Al-Houleh (Homs) para crear una opinión pública mundial favorable a una respuesta mucho más dura contra el Gobierno de Bashar Al-Assad, al responsabilizar a sus tropas de los hechos. Sin embargo, para algunos medios de comunicación y sitios web suspicaces ante las manipulaciones mediáticas, comienza a ser una certeza que las bandas armadas opositoras son las responsables de esta escalada de homicidios para presionar por la intervención militar necesaria para derrocar a Al-Assad.

Muchos videos han sido colgados en YouToube, sin que se sepa su verdadero origen, y esta ha sido la «prueba» en la que se basan organismo internacionales como Naciones Unidas, o regionales como la Liga Árabe (manipulada por Arabia Saudita y Qatar, financiadores de los opositores armados y terroristas), para condenar de manera premeditada a Al-Assad, sin que se haya hecho una investigación seria, imparcial y objetiva sobre los acontecimientos, como demandan Rusia y el propio Gobierno sirio.

La distorsión de los acontecimientos es burda. BBC, uno de los medios del mainstream, publicó una foto falsa de la masacre. La imagen que la cadena británica ofreció a su multitudinaria audiencia fue la de un asesinato de niños en Iraq, hace nueve años, según reconoció el autor de la instantánea, el italiano Marco Di Lauro, citado por The Daily Telegraph. Este es un componente que tiene la suficiente fuerza psicológica en la fabricación de genocidios y crímenes de guerras, achacados, por supuesto, a los Gobiernos tildados por Occidente de enemigos.

Algunos análisis más serios de lo que sucedió en Al-Houleh aportan pruebas que señalan a las bandas armadas y terroristas del denominado Ejército Libre Sirio (ELS) como los verdaderos asesinos. Según el analista Patrick Henningsen, los videos caseros colgados en internet muestran a niños con disparos en la cabeza con armas de fuego a corta distancia. Incluso, residentes ofrecen visiones que contradicen la versión de un bombardeo de las fuerzas del Gobierno, al asegurar que algunas víctimas fueron asesinadas con cuchillos.

Estos métodos y otros como el secuestro de civiles y militares para luego pedir rescate, los atentados suicidas, la quema de campos sembrados, el ataque a instalaciones económicas, son propios de las bandas que están operando en Siria. Eso sí ha quedado documentado con pruebas enviadas por Damasco a Naciones Unidas para exhortar a que algunos de los empotrados en su Consejo de Seguridad y asediadores de Siria, detengan el financiamiento de estos grupos y la actividad terrorista contra ese pueblo.

Según Syria News muchas de las víctimas eran de la tribu al-Kard, conocida por apoyar al Gobierno. Entonces, ¿por qué el ejército masacraría a partidarios de Al-Assad?

Hay muchas interrogantes, contradicciones y vacíos en la historia que cuentan los grandes medios de comunicación a sus públicos en Estados Unidos, Europa, y en la mismísima región árabe (los antidemocráticos reyes del Golfo necesitan esta versión para empotrarse mucho más en sus ilegítimos tronos). Por ejemplo, estos medios no se han cuestionado cómo es posible que los paramilitares del ELS fueran los «descubridores» de los cuerpos en Al-Houleh y los primeros en grabar esas horrendas imágenes y que luego desaparecieran de la escena del crimen.

¿Por qué BBC, que dice ser «una voz independiente», saca de sus archivos recuerdos de las atrocidades cometidas en Iraq y las presenta como la prueba de un régimen «sanguinario» en Damasco? De seguro no fue una metedura de pata de la cadena británica. Es una prueba de cómo los grandes medios fabrican noticias favorables a los intereses occidentales.

La respuesta la dio este martes el nuevo presidente francés, Francois Hollande, cuando en sus primeras declaraciones ante la televisión gala tras su investidura en el cargo, no excluyó una eventual intervención militar extranjera en Siria, si es coordinada en pleno por el Consejo de Seguridad de la ONU.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.