Evo: Prepotencia de EE.UU. matará a la OEA

Se ahondan las diferencias dentro de la organización regional durante reunión en Bolivia

Autor:

Juventud Rebelde

COCHABAMBA, junio 5.— El presidente boliviano, Evo Morales, afirmó que el Gobierno de Estados Unidos será autor de la desaparición de la Organización de Estados Americanos (OEA) si persiste con «prepotencia» en impedir las reformas de ese organismo.

Morales explicó este martes, en una rueda de prensa, la postura de su Gobierno sobre las reformas que piden él y sus aliados de Venezuela y Ecuador, al asegurar que han planteado la «refundación» de la organización regional, «para salvar a la OEA», dijo EFE.

«Tampoco quisiéramos que se muera la OEA. Pero mientras haya intransigencia, prepotencia, del Gobierno de Estados Unidos, en especial dentro de la OEA, seguro que el autor que elimine a la OEA va a ser Estados Unidos», sostuvo el presidente boliviano, quien urgió a aplicar «profundos cambios» en su estructura porque, de lo contrario, «con seguridad la OEA se morirá sirviendo al imperio».

Evo Morales, en esta jornada final de la 42 Asamblea General de la OEA que sesionó en la localidad de Tiquipaya, a 12 kilómetros de Cochabamba, destacó que los países latinoamericanos tienen en la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y en la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) otras alternativas para la integración regional, en las que, dijo, tiene «mucha esperanza».

Según AP, el organismo hemisférico concluyó su reunión en Cochabamba «en medio de una crisis interna y fuertes críticas desde los países del ALBA que provocaron el retiro anticipado de la representante de Estados Unidos tras la dura arremetida del único mandatario invitado, el ecuatoriano Rafael Correa».

Agrega la agencia estadounidense que la cita se desarrolló con la presencia de 16 cancilleres y representantes de 34 países, y que las ausencias más notorias fueron de la secretaria estadounidense Hillary Clinton y del canciller de Brasil, Antonio Patriota.

También fueron blanco de duras críticas del presidente anfitrión Evo Morales, de Correa y de representantes de Venezuela y Nicaragua, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y la Corte Interamericana de Derechos Humanos, acusadas de actuar como instrumentos de Washington.

Reporta AP que la encargada de la diplomacia estadounidense para América Latina Roberta Jacobson no alcanzó a pronunciar su discurso, que fue leído por la embajadora estadounidense Carmen Lomellin; sin embargo, Jacobson hizo declaraciones a esa agencia noticiosa en las que aseguró que las naciones integrantes del  ALBA tratan de «imponer» su línea haciendo ver que hay una división al interior de la OEA.

Comenta AP que el bloque ALBA ha cuestionado a Washington por influir en la CIDH y la Corte sin haber suscrito la Carta Interamericana de Derechos Humanos y olvidando su propio historial de violaciones a los derechos humanos en Cuba y en otras regiones del mundo.

Por otra parte, el canciller ecuatoriano, Ricardo Patiño, adelantó a la Asamblea General de la OEA que su país abandonará en breve el Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR), una determinación que ya había anunciado el presidente Rafael Correa, dijo PL.

Para Correa, el Tratado solo ha servido a intereses de Estados Unidos y cuando debió unirse a favor de Argentina, durante el conflicto de las islas Malvinas (1982), Estados Unidos se alineó con Reino Unido.

Patiño, por su parte, anunció la inminente retirada y advirtió que es hora de lanzar al TIAR al tacho de la basura.

También anunciaron su retiro del Tratado de Defensa Venezuela, Bolivia, Nicaragua y Ecuador, dijo Xinhua.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.