Centro-izquierda italiana sin mayoría para conformar Gobierno

A pesar de haber ganado las elecciones, el Partido Democrático (PP) de Pier Luigi Bersani, no logró el número suficiente de escaños en el Senado para formar un gobierno sin realizar alianzas políticas

Autor:

Juventud Rebelde

ROMA, febrero 26.-La coalición de centro-izquierda liderada por Pier Luigi Bersani ganó las elecciones parlamentarias en la Cámara Baja y la Alta , pero no consiguió el número necesario de escaños para formar un Gobierno sin realizar alianzas, reporta Telesur.

La centroderecha liderada por Berlusconi,obtuvo la suficiente cantidad de curules como para poder bloquear las iniciativas de formar gobierno de Besarni.

A pesar de ser la coalición más votada, el Partido Democrático (PP) de Bersani solo logró 120 de los 315 escaños del Senado, donde el ex primer ministro Silvio Berlusconi, del Partido del Pueblo de la Libertad, alcanzó 117 puestos con la coalición de centro-derecha, lo que le da la posibilidad de bloquear la conformación de un nuevo gobierno.

Berlusconi, dueño de un multimedios en Italia, descartó primero que pueda realizar una alianza con la última fuerza de estas elecciones, la del ex primer tecnócrata, Mario Monti, para conformar una coalición de gobierno, y resaltó que deberá reflexionar sobre un posible acuerdo con la centro-izquierda.

«Por el bien de Italia todos tienen que hacer sacrificios. No creo que Italia no pueda ser gobernada», expresó luego de afirmar que no cree que la solución sea volver a votar, como establece el sistema parlamentario italiano en caso de que ninguna fuerza pueda conformar una coalición de gobierno que nombre a un presidente y un primer ministro.

Bersani, por su lado, subrayó que los comicios abren «una situación muy delicada para el país», y aseguró que su coalición gestionará la responsabilidad que se les ha conferido en las urnas.

El apoyo popular le dio la posibilidad al Movimiento Cinco Estrellas de conseguir también 58 escaños en el Senado, número que podría dar la mayoría al PP de Bersani, aunque Beppe Grillo, líder de este movimiento anti sistema y crítico de los partidos tradicionales, afirmó que tanto la centro-izquierda y centro-derecha están acabadas y que no hará ningún tipo de alianza que los salve.

El sistema parlamentario italiano establece que el presidente debe ser elegido por los dos tercios de las cámaras legislativas. Éste luego debe elegir al primer ministro, quien está a cargo de las acciones de gobierno y por lo general es el líder del partido que obtuvo la mayor cantidad en las elecciones generales.

Estas tienen una frecuencia de cinco años en caso de que no se produzca una falta de mayoría para nombrar a estos puestos ejecutivos, como ha sucedido en otras oportunidades donde se ha llamado a nuevos comicios, lo que puede suceder también esta oportunidad.

El experto Ilvo Diamante resaltó que estas elecciones rompen con el sistema político polarizado entre centro-izquierda y centro-derecha con la aparición de Grillo, quien ha provocado un «terremoto que ha desbarato todas las previsiones» con su movimiento de anti política.

En estas elecciones, donde hubo una baja de 5 por ciento en la participación respecto a las de 2008, el gran derrotado fue Mario Monti, quien había asumido como primer ministro hace un año como gesto hacia la troika (Banco Central Europeo, Comisión Europea y Fondo Monetario Internacional) después de que Berlusconi tuviera que renunciar por la perdida de apoyo de parte de su coalición de gobierno.

Los resultados mostraron un descontento con sus políticas de austeridad llevadas a cabo por orden de la troika para que el país pudiera sanear sus cuentas públicas y rescatara a su sector financiero con el objetivo de que Italia continuase en la zona euro.

Presionado por la troika, Monti aplicó un recorte del gasto público de 39 mil millones de dólares, aumentó la edad para jubilarse, el IVA , el impuesto sobre viviendas y bienes de lujo, y recortó los cargos políticos en las regiones.

Además en los últimos meses de gobierno avanzó con una reforma laboral, en la que tuvo que ceder con algunas concesiones, que bajó el costo de la fuerza de trabajo. Además presentó el presupuesto para 2013, recién aprobado, donde se prevé subir el IVA de nuevo, lo que impacta en el bolsillo de los italianos.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.