Una región unida ante los desafíos climáticos

Imparten conferencia sobre cambios atmosféricos y desastres naturales en el Caribe

Autor:

Marylín Luis Grillo

Las amenazas del cambio climático son en el Caribe una realidad que impone prontas medidas de actuación y prevención, así como el trabajo coordinado de los países de la zona. Por ello, en el marco de la 7ma. Cumbre de la Asociación de Estados del Caribe (AEC) se impartió en la Sala de Prensa del Hotel Habana Libre una conferencia sobre este importante tema.

El valor de la ciencia para la disminución de la vulnerabilidad, las modificaciones del medio ambiente, los impactos específicos en la biosfera y estilos de vida caribeños y la colaboración en cuanto a investigaciones y preparación ante los riesgos fueron algunos de los tópicos tratados por Abel Centella Artola, director científico del Instituto de Meteorología de la Agencia cubana de Medio Ambiente.

Para el investigador «los datos climáticos observados, junto al contexto económico regional, sugieren que el clima cambiante en la región impone un elemento de crisis al desarrollo en el Caribe».

En las circunstancias actuales «somos cada vez más presionados por un clima que se torna más riesgoso», con el incremento de la temperatura media, las modificaciones en los ciclos de lluvia y el crecimiento del nivel del mar, entre otros eventos.

A ello se le suma que si la sociedad está más preparada la vulnerabilidad es menor, por lo que los países subdesarrollados suelen ser los más impactados al contar con menos recursos destinados al estudio y resistencia ante los desastres naturales, disertó el experto, quien ha llevado durante años la colaboración científica con instituciones del Caribe y ha participado en la elaboración de los escenarios climáticos para esta región.

«El Caribe está constituido en su mayoría por territorios con recursos y capacidades limitadas», dijo, que imponen la coordinación y colaboración para responder efectivamente a la crisis del cambio climático.

Como resultado de esta realidad, continuó Centella Artola, en los últimos años los Estados caribeños se han integrado en la búsqueda de soluciones y en la explicación exacta de qué les afecta y cómo enfrentarse de una manera óptima de acuerdo a sus condicionantes sociales y económicas. «La colaboración ha sido y será un factor clave en la prevención de riesgo».

Foto: Juana Carrasco

En cuanto a los aportes científicos, el directivo apuntó que con la evolución de la ciencia del cambio climático y los resultados obtenidos en conjunto se ha alcanzado una imagen más clara del clima futuro y sus posibles implicaciones, con lo que «se podrá, entonces, tener mayor comprensión de nuevos retos científicos que deberán ser atendidos y se creará una mayor capacidad de respuesta para lo que desde mi punto de vista es crucial en la región: la adaptación al cambio climático».

Pero la integración implica también una visión política compartida y una explícita voluntad de hacer. Pienso que en esta Cumbre el tema se deberá abordar con profundidad y que se busquen soluciones adecuadas y que, sobre todo, se implementen, para que no quede la discusión sobre cambio climático como parte de un debate que al final no lleve a nada, comentó.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.