Definen selección de magistrados de Jurisdicción Especial para la Paz

El gobierno de Colombia y las FARC-EP acordaron la creación de un comité de escogencia para la elección de los jueces

Autor:

Marylín Luis Grillo

La mesa de conversaciones de La Habana entre el Gobierno colombiano y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP) anunció este viernes el acuerdo alcanzado sobre los criterios y el mecanismo de selección de los magistrados de la Jurisdicción Especial para La Paz (JEP), organismo que examinará las responsabilidades de todos los implicados en el conflicto.

Este nuevo paso define el método a seguir, así como las personas e instituciones que deberán seleccionar a los jueces del Tribunal para la Paz y de las tres Salas de Justicia, que investigarán y juzgarán las conductas durante los años de enfrentamiento.

El comunicado conjunto número 88 fue leído por los garantes de Cuba y Noruega, Rodolfo Benítez y Mona Froystad, respectivamente.

En relación con el mecanismo de selección, se definió la creación de un comité de escogencia integrado por personas de «altas calidades éticas y reconocidas trayectorias profesionales» para que denominen y posteriormente voten por los magistrados más capaces.

Formarán parte de este comité, si aceptan, Su Santidad Francisco, el Secretario General de la ONU, así como representantes de la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia, de la delegación en Colombia del Centro Internacional de Justicia Transcicional y de la Comisión Permanente del Sistema Universitario del Estado.

Los integrantes del comité seleccionarán a los magistrados por mayoría de cuartas/quintas partes, con un sistema de votación que promueva el consenso.

La elección de los jueces deberá realizarse de manera imparcial y siguiendo los criterios establecidos por las partes, por lo que se buscarán magistrados altamente calificados, entre ellos expertos en diversas ramas del Derecho, como el Internacional Humanitario, la resolución de conflictos o los Derechos Humanos.

El Tribunal y cada Sala «deberán ser conformados con criterios de equidad de género y respeto a la diversidad étnica y cultural». La selección deberá dar «confianza a la sociedad colombiana», agrega el texto.

De esta manera, el comité escogerá 20 magistrados colombianos y cuatro extranjeros para el Tribunal para la Paz, en tanto 18 letrados nacionales y seis de otros países integraran las tres Salas de Justicias.

Igualmente se conformará una lista adicional con 19 miembros colombianos y cinco extranjeros para los casos que requieran aumentar el número de jueces o sustituir a alguno.

También se elegirá al Presidente de la JEP y al Director de la Unidad de Investigación y Acusación, el cual gozará de autonomía para designar a los profesionales que formen parte de la misma.

El acuerdo alcanzado, referente al tema de Justicia, último asunto pendiente en las negociaciones, fue valorado positivamente por Humberto de la Calle, jefe de la delegación del Gobierno en la mesa, quien auguró que «no habrá en Colombia una sola persona que ponga en duda la altura moral del comité de escogencia».

En su breve intervención, De la Calle aseguró: «prometimos que la selección de los magistrados de las jurisdicción Especial para la Paz se haría de manera totalmente independiente, confiable, al más alto nivel y lo hemos logrado, hemos cumplido nuestra promesa».

En tanto, el comandante Iván Márquez, al frente de la delegación de las FARC-EP, comentó que «Sin dudas, avanzamos en la dirección correcta, ratificando que no hemos venido a La Habana a intercambiar impunidades, sino a satisfacer los derechos de las víctimas, que es el propósito central de los acuerdos de paz».

Valoró además, que la propuesta construida, aunque aún perfectible, da garantías a la sociedad y a la comunidad internacional, con la presencia de personalidades mundiales y de organizaciones defensoras de los derechos humanos.

Asimismo, Márquez mencionó la inclusión en el comité de escogencia, de la Corte Suprema de Justicia, «una de las instituciones del Estado que más nos han perseguido», y al respecto señaló que «corresponde ahora a los tribunales penales de nuestro país mostrar que están a la altura del momento histórico, que no cabe perpetuar prácticas propias de los tiempos de guerra».

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.