Colonos israelíes protestan ante su desalojo

Aunque se hallan de forma ilegal en territorio palestino, las familias judías se resistieron e hirieron a una veintena de policías

Autor:

Juventud Rebelde

AMONÁ, Cisjordania, febrero 1ro.— Al menos 20 policías resultaron heridos y unas 13 personas fueron detenidas este miércoles durante los enfrentamientos ocurridos en Amoná, cuando la policía israelí ejecutaba una orden judicial para desalojar a los colonos de un asentamiento ilegal en Cisjordania ocupada, informó DPA.

El Ejército de Tel Aviv emitió el martes la orden de desalojo a los más de 280 colonos para proceder a la prevista demolición de sus viviendas, luego de que el Tribunal Supremo de Jerusalén ordenara desde noviembre la eliminación del asentamiento antes del 8 de febrero, al decretar que, como no fue autorizado, se levanta sobre propiedad privada palestina.

La fuerza policial aseguró que solo 22 de las 40 familias de Amona, el mayor de los 200 asentamientos ilegales en territorio cisjordano, se habían marchado para el anochecer, citó Reuters.

En esta misma jornada, el Tribunal Supremo israelí revocó el plan de traslado aprobado por el Gobierno del primer ministro Benjamín Netanyahu para parte de las familias que están siendo evacuadas de la colonia de Amona, refirió EFE.

«Después de escuchar los argumentos de las partes y revisar los documentos (...) hemos resuelto por mayoría aceptar el recurso», dijeron los magistrados al fallar a favor de una apelación presentada por la ONG Yesh Din, en representación de un palestino de la vecina aldea de Silwad, que sostenía que las parcelas a las que iban a ser trasladados eran también de propiedad privada palestina, por lo que era improcedente de acuerdo con la legislación israelí.

Los jueces descalificaron el argumento gubernamental por tratarse también de una solución temporal, aduciendo que «lo temporal después se alarga y no se sabe si llega a ser permanente», informó el diario Yediot Aharonot.

La idea de trasladar los colonos a una parcela aledaña había sido concebida por el Gobierno a finales del año pasado como compromiso para que abandonaran sus casas voluntariamente, aunque el asesor jurídico del Ejecutivo, Avijai Mandleblit, ya advirtió en su momento que era presuntamente ilegal y no podría defender el caso ante el Supremo.

Pese a la situación en los asentamientos ilegales y el revés vivido por el Gobierno ante los juzgados, Netanyahu anunció el martes la construcción de 3 000 nuevas viviendas en Cisjordania, las que se suman a las 2 500 aprobadas el 24 de enero y la concesión de 556 permisos para construir otorgados el día 22.

Los 3 000 nuevos asentamientos anunciados parecen ser una concesión adicional a los partidarios de la colonización, coincidiendo con el inicio de la evacuación de Amona, una colonia objeto de un álgido debate en Israel, sentenció AFP.

El despacho de EFE resaltó la preocupación de la alta representante de la Unión Europea para la Política Exterior, Federica Mogherini, quien expresó que la decisión israelí «marca una tendencia preocupante y plantea un desafío directo para las posibilidades de alcanzar una solución de dos Estados, que es cada vez más difícil y corre el riesgo de convertirse en imposible».

Naciones Unidas también rechazó los nuevos permisos y reiteró el llamado a no adoptar medidas unilaterales que afecten la solución de los dos Estados, advirtió en una declaración Stephane Dujarric, el portavoz del secretario general de la ONU, António Guterres, comentó PL.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.