Los problemas del mundo no se resuelven con muros

El Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba alertó sobre las amenazas imperiales así como sobre la necesaria unidad, durante su intervención en la XIV Cumbre Extraordinaria de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América-Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP)

Autor:

Alina Perera Robbio

CARACAS.-Fidel y sus enseñanzas para la lucha revolucionaria asomó en las primeras palabras pronunciadas por el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, General de Ejército Raúl Castro Ruz, durante la XIV Cumbre Extraordinaria de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América-Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP).

Del líder histórico de la Revolución cubana, Raúl destacó que nos enseñó a recurrir siempre a la historia, a ser audaces y a la vez realistas, y asumir lo que parece imposible como algo realizable desde la firmeza y el actuar consecuente.

Al referirse al ALBA, expresó que su nacimiento no hubiera sido posible en la época en que triunfó la Revolución cubana: tuvo que ocurrir un cuatro de febrero (4F) de 1992 (insurrección cívico militar), y el triunfo de la Revolución Bolivariana, para que una iniciativa de unidad como esa pudiera salir adelante.

Hoy continúa siendo decisivo, dijo Raúl, el vínculo entre el ALBA y el Foro de Sao Pablo, las relaciones entre gobiernos revolucionarios y progresistas con las fuerzas políticas de nuestros pueblos, con las organizaciones sindicales, campesinas, estudiantiles, académicas, de intelectuales.

Chávez y las complejas circunstancias de la Revolución emprendida por él formaron parte de la intervención del presidente cubano, quien habló sobre cómo el líder bolivariano comprendió la importancia de la unidad para las profundas transformaciones acometidas en la nación de suramérica.

«La construcción de la unidad es la tarea más importante que enfrenta toda Revolución verdadera», subrayó Raúl, quien recordó que los revolucionarios suelen tener muchas ideas y visiones sobre cuáles pueden ser los caminos, pero hay que saber dejar de lado, con modestia, todo aquello que nos divide y dispersa.

Gracias a la unidad, reflexionó Raúl, la Revolución Bolivariana ha sobrevivido al asedio y al acoso de sus enemigos, a las bajezas de la OEA, a los ataques del imperio —como los más recientes orquestados contra el vicepresidente ejecutivo de la República Bolivariana de Venezuela, Tareck El Aissami.

Al referirse a la nueva agenda del gobierno de los Estados Unidos, el General de Ejército dijo que la nación norteña amenaza con desatar un proteccionismo comercial extremo y egoísta que impactará en la competitividad de nuestro comercio exterior, vulnerará acuerdos ambientales, y perseguirá a emigrantes.

Sobre el muro que se pretende levantar en la frontera con México, afirmó que se trata de una irracionalidad no solo contra un país sino contra toda la región.

La pobreza, las catástrofes, los migrantes, no se contienen con muros sino con cooperación, entendimiento y paz, alertó Raúl.

A Venezuela, el mandatario le ratificó el compromiso de acompañarla, en un momento histórico en que está librando una batalla decisiva por la soberanía, la integración y el desarrollo.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.