Honores a Chávez y respaldo a Venezuela frente a la agresión imperial

Esas fueron las claves de las intervenciones en la 15ta. Cumbre del ALBA-TCP

Autor:

Juventud Rebelde

CARACAS, marzo 5.— La 15ta. Cumbre del ALBA-TCP patentizó el reconocimiento al legado del líder bolivariano Hugo Chávez y el respaldo a Venezuela ante las agresiones de que es blanco por parte del Gobierno de Estados Unidos y de países de la región.

Dichas posturas no solo estuvieron presentes en la Declaración que plasmó los derroteros del encuentro, leída por el secretario general del ALBA, David Choquehuanca, sino en las intervenciones de los propios jefes de Estado y de Gobierno, y de otros dignatarios jefes de delegaciones.

El primero en hacer uso de la palabra fue el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba, General de Ejército Raúl Castro Ruz, quien expresó el respaldo invariable a la Revolución Bolivariana y a la unión cívico-militar de su pueblo, y demandó el cese de la agresión económica contra ese país y se pronunció contra su exclusión de la VIII Cumbre de las Américas.

Por su parte, el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, apuntó que en ninguna de las reuniones celebradas por la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), independientemente de la ideología del partido gobernante en el país sede, se le puso impedimento alguno a ningún país para su participación. Desde la Celac y desde el ALBA pudimos establecer la paz y romper el cerco de la Cumbre de las Américas, recordó Ortega.

Se empezaba a respetar en la región los principios que todos hemos reafirmado y que están en Naciones Unidas, aseveró. Y ahora escuchamos los atropellos que cometen el Gobierno de Estados Unidos y los gobiernos de derecha de América Latina.

Resaltó lo irracional e irrespetuoso de las intervenciones extranjeras en las elecciones venezolanas, un intento de descalificar al Gobierno de Venezuela. Frente a la violencia, dijo, el mensaje de este ha sido la paz y el llamado a elecciones.

Ortega también aseguró que la obra que Fidel y Chávez construyeron aquí está, dijo en alusión al ALBA-TCP. La semilla que sembraron Fidel y Chávez ya dio frutos, y sigue dando frutos y se sigue multiplicando.

En igual sentido se pronunciaría después el primer ministro de Dominica, Roosevelt Skerrit, quien advirtió que «una violación de la soberanía de Venezuela y sus derechos es una amenaza para nosotros».

Skerrit apuntó que los del Caribe siempre habían esperado una mayor integración entre esa zona y América Latina, pero eso no fue posible por décadas. Ahora estamos más cerca que nunca y con una integración más fuerte que nunca, dijo el dignatario, quien señaló a Petrocaribe y el ALBA como los medios que han servido para promover una mayor integración y cooperación.

Este es el legado que todos debemos defender y promover, sentenció, luego de recordar los esfuerzos de Hugo Chávez en tal sentido.

El Primer Ministro de Dominica también llamó a evitar aquellas acciones que pretendan dividirnos. Eso, alertó, solo nos traerá mayor pobreza y una historia que no deberíamos repetir de ver cómo se nos arrebatan nuestras riquezas.

El Primer ministro rechazó la postura del Gobierno de Perú y su decisión de «desinvitar» al Presidente de Venezuela a la VIII Cumbre de las Américas, lo que tildó de violación flagrante del Derecho Internacional y de los artículos de la Carta de la OEA.

Esto debe ser visto como una falta de respeto al pueblo venezolano. Perú sencillamente es el país anfitrión, no tienen autoridad para decir quiénes deben asistir; todos los miembros de la OEA tenemos el derecho de asistir, dijo.

También el presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, Evo Morales, fustigó los intentos segregacionistas contra Venezuela. No puedo entender que algunos países sean herramientas del Gobierno norteamericano, dijo.

Evo recordó el desarrollo económico alcanzado por Bolivia, país que ha dejado de ser un «Estado mendigo» con el proceso abierto por él desde 2006.

Cuando nos libramos del dominio de la Embajada de Estados Unidos y del Departamento de Estado, alcanzamos la democracia verdadera, aseguró.

Enfatizó que los gobiernos latinoamericanos y caribeños no pueden ser cómplices de una intervención en Venezuela apadrinada y pensada por EE. UU.

La derecha venezolana tampoco puede ser cómplice, para que después Estados Unidos se adueñe del petróleo y los recursos de Venezuela, alertó.

Los problemas de cualquier país deben ser resueltos por su pueblo, dijo también Morales en otra intervención de la Cumbre del ALBA que refrendó el respeto a la soberanía y la autodeterminación.

El hermano Maduro no está solo mientras no claudiquemos de nuestros principios anticolonialistas, anticapitalistas y antimperialistas, afirmó el Presidente boliviano.

Hablan otros jefes de delegaciones

Durante la sesión pública de la 15ta. Cumbre del Alba-TCP usó de la palabra el representante de El Salvador, nación que acudió como invitada especial, quien recordó el invaluable legado de Hugo Chávez para la región.

La integración y la unidad de Latinoamérica y el Caribe fue uno de sus mayores anhelos. Él dejó una huella que nos guía por la ruta de la solidaridad, enfatizó.

También se escuchó a la canciller de Suriname, Ildiz Pollac, quien calificó la cita como una reunión oportuna porque fortalecerá una mayor integración, al tiempo que coincide con el homenaje de recordación a Hugo Chávez, dijo.

La Canciller coincidió con el primer ministro de Dominica, Roosevelt Skerrit, acerca del momento trascendente que vive la región y la necesidad de consolidar sus mecanismos integracionistas para el desarrollo de nuestros pueblos.

Remarcó que la región está comprometida con la paz y la seguridad como precursores del desarrollo sostenible y aseguró que la Proclama de América Latina y el Caribe como Zona de paz por la Celac es un testimonio «de nuestro respaldo al desarrollo. Destacamos la necesidad de respetar los principios allí enunciados», dijo.

El homenaje a Chávez también estuvo en las palabras de Patricio Zambrano, jefe de la delegación de Ecuador, quien llevó al plenario el saludo del presidente Lenín Moreno.

En cuanto al retiro de la invitación al presidente Nicolás Maduro para acudir a la Cumbre de las Américas, Zambrano manifestó el criterio del Gobierno de su país de que dicha cita debe ser punto de encuentro para todos los miembros, donde todos puedan expresar sus ideas, debatir, pero, sobre todo, donde se respete la voz propia de cada nación.

Tenemos un mandato constitucional de no injerencia, dijo Zambrano; ello no quiere decir indiferencia, aspiramos a resolver los conflictos mediante el diálogo.

El representante ecuatoriano manifestó el apoyo de su gobierno a la interacción constructiva y el rechazo a toda forma de violencia y de intervención.

También saludó los acuerdos alcanzados por el Gobierno y la oposición de Venezuela y manifestó la expectativa de que en las elecciones del 20 de mayo triunfe la democracia.

Nuestra región fue proclamada Zona de paz; rechazamos cualquier decisión contraria a ello, abundó.

Informó la propuesta de su país de presentar la candidatura de la canciller María Fernanda Espinosa a la presidencia del nuevo período de sesiones  de la Asamblea General de la ONU, para lo cual solicitó el apoyo a los países presentes.

Por su parte, el jefe de la delegación de San Vicente y las Granadinas, Camilo Gonsalves, dijo que a cinco años de la siembra de Hugo Chávez «celebramos su valentía, creatividad, pasión, su honor y su amor. Pero al hacerlo debemos admitir que hoy más que nunca sus ideas y principios están siendo atacados tanto regionalmente como globalmente. Esos principios y las lecciones que legó no pueden ser relegados. Tenemos que vivir de acuerdo con ellos», exhortó.

El representante surinamés consideró un ataque a la unidad preconizada por Chávez, la actitud de Perú en relación con la invitación de Venezuela a la Cumbre de las Américas.

Eso es un ataque a la unidad y la honestidad por las cuales abogó Chávez. No podemos tolerar esa actitud, demandó.

Gosalves ofreció a su país, San Vicente y las Granadinas, como sede de la VIII Cumbre de las Américas «si nuestros amigos de Perú no quieren recibir a todos los miembros de esta asamblea». La propuesta fue seguida de aplausos.

Los principios exigen que todos seamos incluidos, dijo.

También recordó el lugar especial que Chávez ocupa en el corazón de los caribeños por la mano que les tendió en momentos en que esas naciones enfrentaban las exigencias del FMI y el capitalismo de los mercados globales, tras la crisis financiera mundial de esos años.

Chávez nos dio su mano de solidaridad y amistad, creó Petrocaribe y nos permitió, en un marco de respeto y solidaridad, la oportunidad de escoger nuestras prioridades y andar nuestros propios destinos, dijo.

El representante de San Vicente y las Granadinas también reconoció el papel jugado por Nicolás Maduro en la salvaguarda del legado de Chávez.

Es consolador ver que usted continúa colocando el alma de la Revolución en las manos del pueblo, y mientras eso sea así, Chávez seguirá viviendo en Venezuela, sentenció.

Durante la jornada, el presidente Nicolás Maduro obsequió al luchador independentista puertorriqueño Oscar López Rivera, invitado a la Cumbre, la réplica de la espada de Bolívar que le regalaran los indios aymarás de Lima, en Perú.

Con ese espíritu se la entrego al pueblo de Puerto Rico en su lucha por la independencia y la descolonización; y se la entrego a la lucha heroica, valiente, decidida, de Oscar López Rivera, quien estuvo más de tres décadas en cárceles estadounidenses, dijo el Presidente de Venezuela.

A puertas cerradas

Antes de abrir las intervenciones, el presidente venezolano Nicolás Maduro informó que en las tres horas de encuentro privado sostenidas antes por los jefes de Estado y de Gobierno y el resto de los dignatarios asistentes a la Cumbre, se trataron temas tales como la necesidad de incrementar los encuentros políticos de los miembros del ALBA.

Maduro explicó que reunirse con una agenda y adoptar decisiones es una necesidad recogida en varias cumbres de la Alianza. El ALBA está en condiciones de avanzar hacia mecanismos de trabajo más cercanos, permanentes, dijo.

También, afirmó, se conversó sobre la necesidad de un esfuerzo superior para retomar el cariz integrador de organismos como la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), algo a lo que ayudará la presencia de Bolivia en la presidencia de esa organización desde abril, y de El Salvador al frente de la Celac.

La llamada Cumbre de las Américas en Lima, también estuvo en el temario, informó Maduro.

Hemos tenido un buen debate sobre este tema y se anunciarán iniciativas y acciones. Agradezco el apoyo y solidaridad que ustedes nos están dando, expresó.

Maduro dijo que también se había acordado la pronta realización de una reunión para articular un plan económico conjunto con vista a una nueva etapa del ALBA, para la cual se ha propuesto la retoma de la moneda virtual regional (el Sucre) y del Banco del ALBA. Y como eje articulador, dijo, la petromoneda venezolana: el Petro.

Espero que a más tardar en tres semanas nos reunamos para una agenda que permita dinamizar la vida comercial, financiera y económica de nuestras naciones, informó también el Presidente venezolano.

Roosevelt Skerrit, primer ministro de Dominica. Fotos: MinCi

Evo Morales, presidente del Estado Plurinacional de Bolivia. Fotos: MinCi

El presidente de El Salvador. Fotos: MinCi

IIdiz Pollac, canciller de Surinam. Fotos: MinCi

Patricio Zambrano, jefe de la delegación de Ecuador. Fotos: MinCi

Camilo Gonsalves, jefe de la delegación de San Vicente y Granadina. Fotos: MinCi

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.