La longevidad

Árbol milenario europeo cambia de sexo

Autor:

Juventud Rebelde

La longevidad no parece ser un impedimento para el Tejo de Fortingall —uno de los árboles más antiguos de Europa, que crece en un rincón de Escocia—, con unos 5 000 años. Hace pocos días se descubrió que estaba cambiando de sexo.

Según refieren los registros históricos, este árbol estaba descrito como macho. Muchas especies de árboles están compuestas por partes femeninas y masculinas. Pero los tejos son o machos o hembras.

Los machos, como el de Fortingall, producen estructuras esféricas de un color verde amarillento que liberan polen, mientras que las hembras producen frutos rojos, como los que se observaron recientemente en este espécimen.

Aunque el fenómeno se ha registrado en el pasado, sigue siendo una ocurrencia muy rara. Por otra parte, los cambios suelen darse en una parte más amplia del árbol mientras que en el ejemplar escocés solo se manifestó en una rama.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.