Asistirá Cuba a Foro de la Juventud ITU TELECOM WORLD en China

Los jóvenes Yanet Casado y Raciel Peña representarán a la mayor isla de Las Antillas, que asiste por primera vez al encuentro

Autor:

Amaury E. del Valle

Fotos: Calixto N. Llanes

Por primera vez en la historia, Cuba estará presente con dos representantes en el Foro de la Juventud de ITU TELECOM WORLD que tendrá lugar en Hong Kong, China, del 3 al 8 de diciembre de 2006, al que se espera asistan más de 250 jóvenes de 150 países.

Este encuentro, continuidad de la Cumbre Mundial para la Sociedad de la Información, promovida por las Naciones Unidas, tiene como objetivo conocer las opiniones y experiencias de los jóvenes de todo el mundo sobre cómo lograr una mayor inserción social de las nuevas tecnologías, para cerrar cada vez más la brecha digital.

Dos jóvenes cubanos fueron seleccionados para representar a la Isla en esta cita, por su original respuesta a una pregunta de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), mediante la cual se definen quiénes serán los delegados de cada país al encuentro:

«Si usted fuera uno de los grandes, ¿qué programa de tecnologías de la información y de la comunicación (TIC) utilizaría para mejorar la vida de la gente de su país y del mundo? En otras palabras, ¿cuál sería su visión digital?»

Esta pregunta, que puede tener miles de respuestas diferentes, fue la que contestaron Yanet Casado Maceo y Raciel Ger Peña, ambos estudiantes de Ingeniería Informática, de la Universidad de las Ciencias Informáticas (UCI).

Sus ponencias, que fueron escogidas a partir de un concurso en la propia UCI, donde se presentaron otros 38 trabajos, por la originalidad de sus puntos de vista sobresalieron entre otras 600 de todo el mundo.

Según las reglas del concurso, por cada país miembro de la UIT podían presentarse un máximo de cuatro jóvenes candidatos, dos hembras y dos varones, que entre otros requisitos fueran estudiantes universitarios de las TIC.

En el caso de Cuba, de los cuatro que se presentaron serán un «guajirito» de Manacas, en Villa Clara, y ella una santiaguera de pura cepa, quienes tendrán la oportunidad de codearse con algunas de las grandes personalidades de la Informática y las nuevas tecnologías en el mundo, como Viviane Reding, comisionada de la Unión Europea para la Sociedad de la Información; Anthony S.K. Wong, comisionado de Innovación y Tecnología, de Hong Kong, China; Tae Yoo, vicepresidente de Cisco Systems, Inc., EE.UU. ; o el profesor Nicholas Negroponte, del Instituto Tecnológico de Massachussets.

Ellos, al igual que las autoridades de la UIT, no solo expondrán sus puntos de vista, sino intercambiarán con los jóvenes, quienes presentarán una Declaración y un Plan de Acción para dar a conocer su opinión sobre la ampliación de los beneficios de las TIC a escala internacional.

La selección de las ponencias de Yanet y Raciel —que reflejan no solo sus puntos de vista, sino también las experiencias de Cuba—, más que un premio individual, es el reconocimiento al esfuerzo cubano por lograr una sociedad de la información para todos, a pesar de las limitaciones que impone el absurdo bloqueo de Estados Unidos.

Aquí les van fragmentos de las respuestas de ambos:

  

Yanet Casado Maceo

PRIMERO que nada, para alcanzar la sociedad de la información es necesario crear una cultura informática en la población. Carecería de sentido poner en manos de una persona analfabeta en estos temas cualquier tipo de tecnología, pues no sabría cómo utilizarla y mucho menos cómo lograr que esta avance. Y más aún, cómo hablarle de tecnologías a alguien que está sumido en la pobreza más extrema, sufriendo hambre y enfermedades. Si pudiera hacer mi propio programa, no diferiría mucho de la política que lleva Cuba en este sentido, pues considero que hasta ahora está siendo bastante acertada y consecuente con la situación actual del país. Mi propuesta sería la siguiente.

Programa de medidas para Cuba: Introducción a las nuevas tecnologías de la información y las comunicaciones a cada ciudadano desde edades tempranas. Que el aula cuente con computadora y televisor, y acceso a intranet o Internet. Esto sería desde la enseñanza preescolar, la mayor parte de la población se vería involucrada, pues la educación es gratuita y para todos. Creación de centros para que todo aquel interesado en adquirir conocimientos de computación pueda hacerlo sin importar la edad, sexo u ocupación. Ejemplo: En Cuba, los Joven Club de Computación. Aumentar los servicios de navegación en Internet, a los que tendrá acceso todo el pueblo. Llevar las TIC a las zonas rurales. En Cuba se han creado y se usan paneles solares como alternativa para aquellos lugares que aún no se han electrificado. Destinar recursos económicos a la creación de parques tecnológicos, creando en las universidades una cantera de informáticos capacitados y comprometidos con el país para que hagan software para informatizar los diversos sectores de la sociedad cubana y para la exportación.

Programa de medidas para el mundo: Dictar leyes (y que estas se cumplan) que obliguen a los países más industrializados a que donen anualmente un pequeño porcentaje de su PIB, para contribuir a disminuir la pobreza de los países del Tercer Mundo. Hacer una campaña de alfabetización en todos los países pobres, y que se envíen con este fin profesionales de varios países a esas regiones. En aquellos lugares a los que no hayan llegado aún estos avances, habilitar centros para que se acceda a la televisión. Acceso a Internet en las escuelas y bibliotecas. Realizar congresos cada cierto período de tiempo para crear planes de trabajo y controlar que se cumplan los acuerdos. El problema de las tecnologías tiene ante todo un origen social. Tomemos medidas para acabar con la brecha existente entre ricos y pobres; y después, solo después, podremos hablar de hacer transformaciones que permitan que las TIC tengan un carácter popular. 

Raciel Ger Peña

La revolución digital ha cambiado la forma de pensar de la gente, es la base de la formación de nuevos conocimientos, de la educación de la población, así como de la transmisión de información. En contradicción con todo esto, también ha contribuido cada vez más a que se separen los conocimientos de la ignorancia y aumente la diferencia que existe entre ricos y pobres.

Si pudiera cambiar la situación de la gente de mi país y del mundo, utilizando un programa de tecnologías de la información y las comunicaciones, crearía una infraestructura de red y aplicaciones de las TIC, desarrolladas y adaptadas a las condiciones regionales, nacionales y locales, fácilmente accesibles y asequibles por todos.

Eliminaría los obstáculos que impiden un acceso equitativo a la información para actividades económicas, sociales, políticas, sanitarias, culturales, educativas y científicas. Instrumentaría mecanismos concretos para colmar la brecha digital tales como: conectar aldeas y crear puntos de acceso comunitario, y a servicios de televisión y radio en zonas distantes y marginadas. Eliminaría la privatización de los sistemas informáticos.

Imprimiría mayor potencial a la investigación, desarrollo e innovación. Protegería la propiedad intelectual. Promovería el empleo de TIC en todos los niveles de formación y desarrollo de los recursos humanos, teniendo en cuenta las necesidades particulares de las personas con discapacidades y los grupos desfavorecidos y vulnerables.

Facilitaría a los pobres, especialmente a los que viven en zonas apartadas, rurales y urbanas, la utilización de las TIC como apoyo a sus esfuerzos para salir de la pobreza.

Integraría una perspectiva de igualdad de género teniendo en cuenta que las TIC brindan ingentes oportunidades a las mujeres.

Fomentaría en los jóvenes sus capacidades como estudiantes, investigadores y desarrolladores de proyectos.

Evitaría que las tecnologías y los recursos de la información se utilicen para fines criminales o terroristas, estableciendo una legislación que juzgue estos delitos.

Utilizaría tecnología limpia para proteger el medio ambiente, los recursos naturales y predecir catástrofes naturales o provocadas. Reconocería y respetaría la identidad y diversidad cultural además de promover el diálogo entre las culturas y civilizaciones.

La construcción de una sociedad con estas características se ha visto afectada por factores tales como: la falta de voluntad política de los gobiernos de algunos países desarrollados, la homogenización ideológica y cultural que se intenta imponer a través del control monopólico y el rezago tecnológico en los países subdesarrollados. Estos solo terminarán con la creación de una gran comunidad virtual donde se aprenda colaborando y se potencien los valores de libertad, igualdad, solidaridad, tolerancia, responsabilidad compartida y respeto a la naturaleza.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.