El misterio de los cuatro núcleos

La aparición de computadoras con más de un procesador indica que estamos a las puertas de equipos capaces de velocidades de procesamiento mucho mayores La red al día

Autor:

Amaury E. del Valle

Apenas con unos meses de diferencia, dos grandes de la computación, Intel y AMD, han presentado procesadores con más de dos núcleos, específicamente cuatro, lo que si bien no multiplicará por el mismo número el rendimiento de las máquinas, sí lo aumentará considerablemente.

Estas creaciones, que hasta hace muy poco solo se utilizaban en supercomputadoras o en grandes servidores, ahora están a disposición de los usuarios domésticos, si bien su precio sigue siendo alto.

Más allá de la competencia entre Intel y AMD por ver quién se hace de una mayor tajada del mercado de microprocesadores, la aparición de los Quad Core, como se les denomina comúnmente, vaticina que estamos a las puertas de una nueva generación de computadoras, capaces de asombrar a muchos con sus prestaciones.

Cuatro en uno

Un microprocesador es en esencia un circuito electrónico que integra millares de transistores en un chip, el cual actúa como unidad central de proceso de una computadora, proporcionando el control de sus operaciones. Además se utiliza en otros sistemas informáticos, como impresoras, teléfonos celulares, automóviles y aviones.

Desde el surgimiento de la computación, su tamaño ha variado considerablemente, pues pasaron de ser grandes como escaparates a pequeños chips que apenas se ven a simple vista. Fue solo hace poco que gracias a la integración nanoscópica de circuitos, se logró que un mismo chip tuviera más de un microprocesador integrado.

Hace dos años salieron a la luz pública por vez primera los llamados Dual Core, que nuevos en su concepción, tamaño, gasto energético y rendimiento, pronto conquistaron las mentes soñadoras de quienes buscan tener computadoras cada vez más potentes.

Este tipo de microprocesador doble o «dual» es muy importante para personas que trabajan con gran cantidad de información o programas pesados, pues en esencia les permite realizar dos o más procesos a la vez, en el mismo lapso de tiempo. O sea, que los nuevos Quad Core permitirán a la máquina realizar cuatro procesos distintos simultáneamente.

Eso, dicho así de simple, parece un gran avance, pero en realidad no lo es tanto. Como aseguran varios expertos que han realizado comparaciones entre los Dual Core y los Quad Core, la realidad demuestra que prácticamente no hay mejoras visibles para los usuarios de a pie.

De hecho, hoy las diferencias más importantes se dan únicamente en pruebas muy específicas destinadas a ámbitos científicos, a grandes paquetes de programas o en la compresión multimedia, pues es allí donde la multiplicidad de procesos alcanza su verdadera eficacia.

Solo que la propaganda, con todas sus dosis de «novedad» incluidas, tales como «potencia», «última tecnología» y otros etcéteras, ha hecho que mucha gente se desboque por obtener una máquina con Quad Core, que en realidad no necesita o bien le queda muy grande para sus actividades comunes, incluyendo los juegos electrónicos que requieren alto rendimiento.

¿Core 2 duo o quad core?

Hace apenas unos meses ya existían en el mercado varios tipos de microprocesadores de gama alta, tanto de Intel como de ADM. Están los Intel Core 2 Duo y los Core 2 Quad, los AMD Athlon 64 X2 y los AMD Athlon 64 FX/Quad FX. En noviembre pasado parecía que las cosas iban a cambiar cuando Intel lanzó su Core 2 Extreme QX6700, su primer procesador de cuatro núcleos, pero apenas esta semana AMD acaba de develar a «Barcelona», el nombre en clave para sus Quad Core.

Aunque ambos parecen seguirse los pasos uno a otro, hasta ahora han existido sutiles diferencias en cuanto a qué ponerle más empeño. Así, la solución que ha priorizado Intel es dos núcleos Dual Core en un único microchip; mientras AMD se ha ido por ofrecer placas madres donde el usuario pueda montar dos micros Dual Core, e incluso en el futuro montar dos micros Quad Core.

Ambos coinciden, eso sí, en que el futuro más provisorio se abre quizá para las computadoras capaces de soportar hasta ocho núcleos, gracias a la presencia de dos procesadores Quad Core colocados en dos sockets o cavidades diferentes dentro de la placa madre, aunque investigaciones realizadas hasta el momento no inclinen definitivamente la balanza a favor de varios micros en diferentes sockets o en uno solo.

Lo seguro es que hay y habrá microprocesadores múltiples, pero también máquinas con múltiples microprocesadores, en un aparente retruécano que parece lo mismo, pero no lo es.

Rendimiento vs talento

Lo curioso de estos «dúos» y «cuartetos» informáticos, en cualquiera de sus versiones, es que actualmente para los usuarios de a pie, los que cada día trabajamos con una computadora en operaciones básicas, apenas existen programas que necesiten de más de un microprocesador instalado, aunque si se tiene no es para despreciar tampoco.

Claro, para quienes se dedican a convertir videos en varios formatos, a trabajar con aplicaciones multimedia muy pesadas, o a hacer animación y diseños en tercera dimensión, este tipo de ordenadores son muy útiles.

Por otro lado, para consultar el correo electrónico, teclear un texto, llevar una base de datos sencilla, navegar por internet, escuchar música, ver alguna película y eventualmente entretenerse con algún videojuego, habría que cuestionarse si verdaderamente merece la pena gastar el dinero en una computadora de estas prestaciones.

Lo que nadie duda es que poco a poco la tecnología irá migrando hacia los microprocesadores múltiples y máquinas con más de un microprocesador, en una carrera por el rendimiento y la velocidad que vendrá seguida, si bien más rezagada, por programas cada vez más complejos y de mayor rendimiento.

Así, los planes apuntan a que serán estos «micros» de nueva generación los que soportarán los sistemas de inteligencia artificial aplicables en la vida común, o el desarrollo de las nanociencias, la astrofísica y otras materias a nivel más personal, y no en grandes laboratorios como los que son necesarios hoy. Igualmente redundarán en menor consumo de energía, mayor aprovechamiento de los recursos y un rendimiento mayor del hombre, toda vez que el tiempo de trabajo se optimizará.

Sin embargo, la mayor revolución a nivel doméstico será en el terreno de los juegos, pues como aseguró Tim Sweeney, fundador y presidente de Epic Games, «la computación multinúcleo es ya un nuevo estándar en juegos para PC, pues los cuatro núcleos de alto rendimiento permiten un nuevo nivel de realismo, con simulación física realista, animación de personajes y otros sistemas intensivos en cómputo».

En esto radica buena parte de las miras en ganancias de Intel y ADM, las cuales apuestan a la emergencia de jugadores de todas las edades, y a la industria del entretenimiento como soporte indispensable para sus negocios.

Aún así, todavía es rápido para decidirse a cambiar de tecnología, ya que su mutación constante hace muy difícil seguirle el paso, máxime si se olvida que si bien la máquina es muy importante, su mejor rendimiento está en el talento de quien la opere.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.