Pregunte sin pena

Autor:

Mariela Rodríguez Méndez

Y.U.: Hace tres años hice una amistad muy fuerte con un muchacho del cual me enamoré. Sé que le gusto, pero no sé porqué no quiere ver esa realidad. Quizá sea gay, como algunos hechos demuestran. Muchos me lo dicen y me critican si les digo que me gusta. Antes de saberse todo esto ya me había enamorado de él y no sé porqué ese sentimiento sigue igual que el primer día. Quisiera que me aconsejara; no sé cómo alejarme de él, porque soy su mejor amiga y para todo me busca. Estoy sufriendo mucho. Tengo 19 años.

Inicias tu mensaje afirmando que le gustas. Esto no ha sido desmentido a pesar de las conjeturas sobre su orientación sexual, que no parece ser un obstáculo para ti. Te sostiene dicha afirmación, pues si bien nada sucedió para realizar tu deseo, tampoco ha ocurrido nada para impedirlo. Amar puede ser tan placentero como dejarse amar, aunque no exista reciprocidad. Por eso a veces no se quiere ver la «realidad» y se evita romper el lazo amistoso establecido.

Quizá debas precisar su posición respecto a ti más allá de todo lo que supones. Es cierto que sostienen una relación especial, pero te ayudaría definir si él también desea amarte o quiere a la buena amiga que eres. A partir de ahí, podrías saber cómo interactuar con él.

Obviamente, esa relación especial debe alimentar cada día tu enamoramiento y solo tú podrás detener esta situación que ya te hace sufrir. Tendrás que disponerte a perder parte del placer que te proporciona ese amor platónico para abrir las puertas a un amor tangible, ya sea con él u otro.

Estar enamorado implica vivir ilusionado con una imagen que hemos construido, de quien parece tener o ser algo especial que nos completa. Se suele necesitar mucho más que un rumor para derribar una ilusión.

Mariela Rodríguez Méndez, máster en Psicología Clínica, consejera en ITS y VIH/SIDA y psicoanalista

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.