Nuevo método para producir semillas

Uno de los más recientes aportes a la agricultura, del Instituto Nacional de Investigaciones de Viandas Tropicales del municipio de Santo Domingo, en la provincia central cubana de Villa Clara, permite obtener semillas de boniato que incrementan los rendimientos en un 30% con relación a las logradas por los métodos tradicionales

Autores:

Nelson García Santos
Yoelvis Lázaro Moreno Fernández

SANTO DOMINGO, Villa Clara.— Un nuevo método para la producción de semillas de boniato con elementos de tecnología china, que permite obtener en un metro cuadrado mil esquejes (tallo que se introduce en tierra para reproducir la planta) de óptima calidad entre los 70 y 90 días, se generaliza en el país.

La simiente obtenida así incrementa los rendimientos en un 30 por ciento con relación a la lograda por los métodos tradicionales, según confirman las evaluaciones en condiciones experimentales.

Este es uno de los más recientes aportes a la agricultura del Instituto Nacional de Investigaciones de Viandas Tropicales (INIVIT), de este municipio, que también creó variedades de viandas y tecnologías para los cultivos a fin de incrementar la producción de alimentos y sustituir importaciones.

Con ese propósito se introducen o generalizan 25 resultados científicos, reveló Alfredo Morales Tejón, vicedirector de Investigaciones de la institución.

Otro de ellos es un nuevo implemento para la cosecha de boniato, yuca, malanga, papa y ñame —puede emplearse tanto con tracción animal como motorizada—, que humaniza más el trabajo e incrementa la eficiencia, pues permite acopiar en la primera recogida más del 90 por ciento de la cosecha, mientras que el anterior sistema solo conseguía un 75 por ciento.

En todas las provincias se cosecha ya la yuca Y 93-4, muy precoz, con un rendimiento de 17 toneladas por hectárea, considerado bueno. Su porte, más bajo en comparación con otras variedades, le permite tolerar mejor los fuertes vientos, además de tener un alto contenido de materia seca.

La variedad INIVIT B-2 2005, nuevo boniato que se está generalizando desde hace dos años, tiene un rendimiento superior a las 17 toneladas por hectárea. Entre sus otras virtudes están que cada planta pare de cinco a seis boniatos de un tamaño apropiado para su comercialización, y su rápido crecimiento es ventajoso contra las hierbas.

En la actualidad el colectivo de INIVIT trabaja en la obtención de otro clon de esta vianda —cuya masa anaranjada posee un gran contenido de la provitamina A, ausente en las otras—; y en la creación de la malanga Mc-2005, la cual se puede cosechar entre los 10 y 12 meses posteriores a su siembra y producir alrededor de 25 toneladas por hectárea.

Además, en la yuca y el boniato se extiende la utilización de un fertilizante biológico que mejora la absorción por la planta de los nutrientes del suelo, que de otra forma no podrían obtener.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.