Una proteína de las paredes de los vasos sanguíneos interviene en la regulación de la presión arterial

La nueva investigación revela que el mal funcionamiento de la proteína Kv7.4 favorece el aumento de la presión arterial.El hallazgo podría conducir a nuevos tratamientos para las personas con ese trastorno

Autor:

Juventud Rebelde

Se ha descubierto que una proteína presente en las paredes de los vasos sanguíneos desempeña un papel clave en el mantenimiento de una presión arterial saludable.

La nueva investigación revela que el mal funcionamiento de esa proteína, conocida como Kv7.4, favorece el aumento de la presión arterial.

Este hallazgo algún día podría conducir a nuevos tratamientos para las personas con presión arterial alta.

En países como por ejemplo el Reino Unido, la presión arterial alta es uno de los diagnósticos más comunes, y uno de cada tres adultos padece de este problema. Las personas con presión arterial alta tienen un riesgo mucho mayor de sufrir un ataque al corazón, insuficiencia cardiaca y enfermedades renales, y éste es el principal factor de riesgo de derrame cerebral (accidente cerebrovascular, o ataque de apoplejía).

El equipo del Dr. Iain Greenwood de la Universidad St George de Londres, ha demostrado que la Kv7.4 es esencial para controlar hasta qué punto las arterias se estrechan o se dilatan.

Necesitamos que nuestra tensión arterial cambie de un momento a otro para adaptarse a distintas cargas locales de la fuerza de la gravedad, como por ejemplo, cuando se nos cae algo al suelo y nos inclinamos a recogerlo. En este caso, nuestro cuerpo reduce automáticamente la presión arterial para adaptarla a la postura corporal de ese momento, determinada por la posición de la cabeza en relación con el corazón, y vuelve a elevar la presión arterial cuando nos ponemos erguidos otra vez.

Los músculos de las paredes de los vasos sanguíneos desempeñan un papel importante en el ajuste de la presión arterial. Si necesitan aumentarla, oprimen dichos vasos sanguíneos con más fuerza para así ejercer una tensión mecánica sobre la sangre y hacer que aumente su presión.

Los investigadores examinaron a roedores que tenían la presión arterial alta, y descubrieron que en algunos casos los canales de la Kv7.4 no estaban funcionando correctamente. Estos canales permiten el paso del potasio hacia el exterior de las células musculares en nuestros vasos sanguíneos, y deben estar abiertos o cerrados según convenga en cada momento, para que los músculos puedan contraerse o relajarse cuando lo necesitemos. En los animales con presión arterial alta y mal funcionamiento de los canales de la Kv7.4, el problema consistía en que esos canales estaban bloqueados.

Aunque es muy poco probable que la mayoría de la gente con presión arterial alta tenga defectos en los canales de la Kv7.4, los investigadores esperan que un mejor conocimiento del papel fundamental que desempeñan en mantener una presión arterial saludable, ayude a desarrollar nuevas estrategias para ajustar debidamente la presión arterial en el futuro.

Disponible en: http://noticiasdelaciencia.com/not/2018/una_proteina_de_las_paredes_de_los_vasos_sanguineos_interviene_en_la_regulacion_de_la_presion_arterial/

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.