¿Cómo se nutre el cerebro?

JR te informa sobre qué vitaminas previenen males cerebrales como el Alzheimer, y qué alimentos de entre los más conocidos las contienen

Autor:

Juventud Rebelde

Los diversos nutrientes y vitaminas que alimentan a nuestro cerebro, y en muchos casos previenen enfermedades como el mal de Alzheimer, son estudiados por neurocientíficos continuamente. Este miércoles, JR te trae una lista basada en la publicada por la revista Muy interesante y enriquecida por diversas publicaciones especializadas, que será de gran utilidad si deseas cuidar ese órgano maestro de tu cuerpo.

Tu cerebro necesitaTiamina (vitamina B1):

Las vitaminas del grupo B son particularmente importantes para la buena salud del cerebro, específicamente en la conducción de los impulsos nerviosos, según concluyó un artículo publicado en The Journal of International Medical Research. De otro lado, tener deficiencia grave de esta vitamina puede conducir al síndrome de Korsakoff, un trastorno de la memoria y el aprendizaje frecuente en las personas alcohólicas. Alimentos con vitamina B1: pescado, chuletas de cerdo, semillas de girasol (muy comercializada en nuestro país por vendedores de aves domésticas.)

El Ácido fólico no solo mejora la hemoglobina, también alimenta tu cerebro (vitamina B9):

La vitamina B9 juega un papel importante en la síntesis de aminoácidos y la formación de tejido nervioso. Tener deficiencia de esta y otras vitaminas del grupo B se asocia a problemas de desarrollo en los niños. Alimentos con vitamina B9: espinacas, lentejas.

Ácido ascórbico contra el estrés oxidativo (vitamina C):

La concentración más alta de esta vitamina esencial se encuentra en el cerebro, especialmente en la glándula pituitaria (400 mg / kg). Es importante en la síntesis del neurotransmisor dopamina y protegiendo al cerebro contra el estrés oxidativo. Como esta vitamina no puede almacenarse en el organismo, es recomendable tomar diariamente alrededor de 90 mg de estos alimentos. Alimentos con vitamina C: col, naranjas, mandarinas, guayaba.

Calcio para una rápida neurotransmisión:

Si no quieres ser el último en entender los chistes, por una neurotransmisión deficiente, piensa en el calcio. El calcio es un mineral esencial para el funcionamiento del cerebro pues desempeña un papel central como mensajero de las células nerviosas. Además actúa como un regulador de la neurotransmisión y controla la excitabilidad nerviosa. Tener deficiencia de calcio es raro, ya que el organismo tiene una gran reserva de este mineral en los huesos, pero algunos fármacos pueden reducir su presencia. Alimentos con calcio son especialmente los lácteos y también las espinacas incrementan esta sustancia en el organismo.

Magnesio:

Lo llaman el mineral milagroso. El magnesio es importante para la conversión de muchas vitaminas B en su forma activa. Un estudio descubrió que la administración de suplementos de magnesio a ratones adultos mejoró su memoria de trabajo y su memoria a largo plazo. Además, el equilibrio entre los niveles de magnesio y de calcio evitan la excitabilidad del sistema nervioso. Tener deficiencia de cualquiera de ellos puede conducir a problemas neurológicos. Alimentos con magnesio: semillas de calabaza, cacao en polvo.

Zinc para prevenir el Alzheimer:

Aunque aún no se comprende bien qué papel juega exactamente el zinc en el mantenimiento de la salud del cerebro, pero su deficiencia ha sido asociada con diferentes trastornos neurológicos y psicológicos como la enfermedad de Parkinson o la enfermedad de Alzheimer. Alimentos ricos en zinc: semillas de melón secas, calabaza, cacao en polvo, maní, espinaca.

Ácidos grasos Omega 3:

Los ácidos grasos Omega 3 están entre los más populares para combatir las enfermedades neurodegenerativas y mejorar la memoria. Los alimentos más accesibles que los contienen son las sardinas, y el atún.

Échale Colina también:

La yema del huevo contiene Colina, un nutriente que también pertenece al grupo de las vitaminas B que fortalece la conexión nerviosa de las neuronas. Según una investigación de la Facultad de Medicina de la Universidad de Boston, Estados Unidos, el aumento de la ingesta dietética de Colina puede mejorar el rendimiento cognitivo y protegería contra la pérdida de memoria.

 

 

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.