Acuse de recibo

Acuse de Recibo: lo más polémico y leído del año

Acuse de Recibo está entre las secciones más emblemáticas de Juventud Rebelde, razón por la cual hoy, en necesaria rendición de cuentas sobre el impacto de sus publicaciones en la web, ofrecemos a la comunidad de lectores de nuestra plataforma el ranking de lo más leído y comentado de entre los cientos de artículos publicados.

1.            Portada de Acuse de recibo

Al parecer lo más buscado por quienes siguen esta sección que se convertido en un nexo inquebrantable entre el diario y la ciudadanía, es la portada donde se enlistan los textos más recientes de los periodistas José Alejandro Rodríguez y Jesús Arencibia Lorenzo, con los cuales es posible establecer contacto a través del correo acuse@juventudrebelde.cu.

2.            No fue su culpa y tiene que pagar

De todos los materiales, el que más clics recibió en el 2016 fue No fue su culpa y tiene que pagar. Publicado el 23 de Agosto del 2016, este Acuse contaba la historia de Jesús Mena Campos, acusado de alterar de manera intencional su contador de electricidad para pagar menos. Unos días después, la OBE de La Lisa confirmó que el contador estaba defectuoso por «falla técnica del circuito». No era intencional. Pero Jesús tenía que pagar antes de las 72 horas el 50 por ciento del cálculo del impago. Y ante la imposibilidad del cliente de pagar en las 72 horas, el director le dijo que el lunes 22 de agosto le suspenderían el servicio eléctrico, y para ejecutar esa orden se acompañarían de la policía.

3.            Pagando caro el mal trabajo de otros

El 18 de Octubre del 2016 la sección se convirtió en voz de Luis Enrique Almarales Garcés, recién graduado de Ingeniería Química en la Universidad de Oriente que escribió a JR alegando: «Escribo como último recurso, con esperanza de que alguien me escuche y ayude con mi problema, en el cual se juega mi futuro». Su problema -dice- comenzó cuando lo ubicaron para realizar su Servicio Social en la fábrica de cemento José Mercerón, de la ciudad de Santiago de Cuba, entidad que no tiene alojamiento para él, quien reside a unos 90 kilómetros de distancia. Para colmo no hay transporte entre los dos municipios que le garantice cumplir con su jornada laboral. Como consecuencia de la situación, no había podido  comenzar a laborar, ni había hecho el contrato de trabajo, porque este le obligaría a cumplir con un horario imposible.

4.            La función de los revendedores en el Gran teatro

El 6 de enero del 2016 se denunció en este espacio del periódico la triste situación que acompañó la reapertura del Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso. La denuncia llegó del puño y letra de Ileana M. Rodríguez, una vecina que reveló cómo una grupo de revendedores se apoderaban de 200 turnos de la cola para comprar las entradas para el ballet y luego ofrecerlas a un precio mayor en CUC en las dos esquinas del teatro y en el Parque Central.

5.            Que investiguen solicita

El 14 de Octubre del 2016 Leonel Consuegra Veitía, trabajador por cuenta propia, vio su denuncia reflejada en el Acuse. Resulta que Consuegra fue multado por dos inspectoras de la Dirección Integral de Supervisión (DIS) en su municipio, junto a un agente de la Policía, por tener personal ajeno trabajando en su taller de bicletas. Él les explicó que trabajaba solo, y apuntaron hacia su hijo, quien estaba en el patio de la casa arreglando su propia bicicleta. Señaló que era su hijo, y el agente le respondió que entonces buscara otro sitio para hacerlo.

«Mi hijo -afirmó en su carta a JR - tiene 16 años, y desde pequeño arregla su bicicleta, mucho antes de yo tener licencia. ¿Cada vez que tenga problemas con su bicicleta debe abandonar su hogar porque el padre es cuentapropista?».

6.            Lavatin cerrado por unas piedras

El 22 de Octubre del 2016 en la sección se publicó una situación que todavía hoy recibe comentarios en nuestra web. Se trató de la denuncia de Nicdelia Hernández, administradora del Lavatín de Micro X, en Alamar, quien contó que esa lavandería, aunque tiene cisterna propia, lleva más de seis meses paralizada, sin servicio a la población, porque no entra el agua.

7.            ¿Indemnización?

La indemnización al cliente parece ser una mala palabra en muchas entidades, cuando estas, por razones justificadas o no, incumplen con sus clientes. Un ejemplo de ello lo relata Andrés Aguiar Acosta, vecino de Calzada de San Miguel del Padrón, quien el 14 de Mayo del 2016, vio su queja reflejada en el Acuse. Su problema era que, a pesar de haber reservado con un mes de antelación tres puestos en Cubana de Aviación al llegarle el momento de subir al avión le notificaron que no había más asientos disponibles y tendrían que esperar hasta 8 horas después.

8.            De uso público o a dos CUC

El 16 de Mayo del 2016 en Acuse se publicó la reseña que hiciera Talía Rodríguez Blanco sobre el extraño día que pasó en una playa habanera a raíz de que tuviera de que abandonar el sitio que ocupaba bajo una de las sombrillas de guano que existen en la zona para protegerse del sol.

«Se personaron dos jóvenes, presumiblemente los encargados de medios de recreación de esa área, y nos comunicaron que debíamos abandonar la sombrilla porque unas personas habían solicitado alquilar una cama plástica (las llamadas “tumbonas”) y que, aunque dichas sombrillas, según nos aseguraron ellos mismos, no se alquilan, es decir, que son para el libre disfrute de todo el que acuda al área (a diferencia de las de tela, por cuyo uso, nos explicaron, sí hay que pagar), si algún cliente solicita alquilar una tumbona, hay que ubicársela en una sombrilla de guano; y si no hay ninguna disponible, las personas que estén usándolas sin haber alquilado una cama deben abandonarla», dice Talía.

9.            Disposición, pero prohibiciones

Las medidas burocráticas muchas veces limitan la voluntad y la disposición de los seres humanos, sin analizar cómo las excepciones pueden confirmar la regla de otra manera. Así comienza el Acuse del 20 de Septiembre del 2016, cuando se publicó en la sección la denuncia de Ana Beatriz Peña Naranjo, quien se graduó en 2013 de Licenciatura en Estudios Socioculturales y quiso trabajar en la secundaria básica Osvaldo Zamora donde había una plaza vacante de instructora de arte pero -le dijo la jefa de Recursos Humanos de dicha entidad- solo los instructores de arte graduados como tal que han abandonado Educación tienen el derecho de contratarse.

Ana Beatriz estudió una carrera universitaria que tiene convergencias con la de Instructor de Arte, y posee sensibilidad hacia el teatro, el cine, la música, la literatura y la cultura cubana. Pero no puede transmitir sus conocimientos por un acápite y un requisito meramente burocráticos.

10.          La actuación de la Fiscalía es legítima, responde fiscal

Lo publicado el 7 de Julio del 2016 constituye el seguimiento al Acuse del 26 de mayo, cuando los esposos Dianelis Felipe y Vladimir Rafuls contaban en JR que el 11 de noviembre de 2015 varios funcionarios, en nombre de la Fiscalía Provincial de La Habana, aparecieron en su casa en Peñas Altas, Guanabo, con un documento llamado Acta de ocupación.

Otros materiales muy visitados por los usuarios fueron Reguetón, alcohol y pista, Cicatrices, Konka con cada problema, Estiman que actuaron acorde con la legalidad y  Sí son propios.

 

 

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
Multimedia
Videos
Fotografía
Opinión Gráfica

Opinión Gráfica