Reinventándonos - Frente al espejo

Juventud Rebelde

Frente al espejo

Reinventándonos

«Hola, Mileyda. Me encanta entrar a páginas de información cubana y vi este tema de Resiliencia (Cosecha de corazones, Mileyda Menéndez Dávila, página temática Sexo Sentido, 7 de marzo). ¿Sabes que se me antojó su lectura completa? Me encantó el trabajo. En estos momentos se manejan en los medios problemas de crisis financiera, social, cultural, política, etcétera, y leer estos artículos la verdad que te levantan la autoestima y te motivan a la búsqueda de esa creatividad para reinventarte.

«Creo que los medios impresos y televisivos debieran ocuparse de inyectar fuertes dosis de motivación y entusiasmo a la gente para ayudar, en alguna forma, a no leer notas que el cerebro las guarde y la persona caiga en depresión, tristeza, miedos, etc. Mil felicidades». (Tere Mendoza González, México)

«Tengo 14 años, curso el 9no. grado y me preparo para las pruebas de ingreso a la Vocacional. Me gustaría ser periodista; ese es mi mayor sueño y meta a lograr. Desde que comencé a leer la prensa, no puedo dejar de esperar al jueves para leer la Tecla del Duende. Tengo casi todas las columnas desde que comenzaron a salir con ese nombre.

«Espero que estas líneas y las frases que les envío les gusten y puedan compartirlas con otros lectores. Soy partidaria de que en muchas ocasiones las palabras pueden ser de gran ayuda y consuelo para las personas que las necesiten:

«En muchas ocasiones estamos asustados de lo que tal vez no podemos hacer. Permitimos que nuestros miedos se interpongan en nuestros sueños. Decimos no cuando queremos decir sí. Murmuramos cuando deseamos gritar y luego gritamos a quien no teníamos que hacerlo. ¿Por qué? Después de todo cruzamos por esta vida solo una vez, de modo que no hay tiempo para tener miedo.

«Así que intenta. Intenta aquello que no has hecho. Arriésgate, escribe aquella carta, participa en el maratón y enfréntate como ganador a las cosas cotidianas. Baila. Habla de lo que no te gusta. Visita pueblos que no conozcas. Da ese beso que te provoca. No te quedes con el abrazo contenido ni la risa escondida. Llama al joven con quien sueñas y dile cuánto lo amas. El tiempo no regresa. No tienes nada que perder y todo, ¡todo que ganar!».

«Y a continuación las frases:

«No dejes crecer la hierba en el camino de la amistad.

«Cuando sientas que tu vida no vale nada, recuerda que hay personas que darían la suya con tal de que sigas viviendo.

«Nada sucede por casualidad o por la suerte. Enfermedades, el amor, momentos perdidos de grandeza o tontería... todo ocurre para probar los límites de tu alma.

«Creer es una necesidad del espíritu; y amar, una necesidad del amor.

«La verdadera amistad es como la fosforescencia: resplandece mejor cuando todo se ha oscurecido». (Lisset Ledo Martínez, Colombia, Las Tunas)

«He leído el artículo de Julio Martínez Molina titulado El ejemplo de las Tesis (1ro de marzo). Varios comentarios ha suscitado a mi alrededor. Unos creen algo extremista la medida, otros dicen que así lo único que el tribunal (académico) leerá de la tesis será la presentación, el resumen y otros detallitos, por “arribita”. Otros refieren que tal medida es desventajosa para los estudiantes de la Universidad Municipal pues casi ninguno tiene acceso a las computadoras, que los profesores les exigen traer memorias flash con propósitos parecidos... Una señora manifestó que el profesor presencial casi ha desaparecido... y así, otros comentarios similares.

«Sin embargo, concuerdo con Julio. Y lo veo desde el punto de vista “económico”, como el periodista afirmara.

«Tiempo y dinero dejarían de volar por los aires. Ah, pero también habría que flexibilizar todavía el pensamiento de muchas personas, incluyendo el del propio estudiante. Algunos se percatan solo del presente. Y este asunto va más allá, mucho más. Tecnología y mentalidad han de ir como los niños y su juguete nuevo; si no, ¿quién aprende? ¿cuándo?». (Tania García Torres)

«Leo la edición digital del martes 10 de marzo y veo con disgusto en La Opinión Gráfica una caricatura de LAZ donde un jugador cubano del Clásico alza nuestra bandera, y otro de un país sin definir levanta un billete. Creo que es de muy mal gusto generalizar. Sé que hace alusión a los que solo les interesa su dinero y no representar a su país, pero ¿y los que no, qué?». (William Ernesto González Tabares)

En tu criterio, William Ernesto, está la respuesta a tu inquietud: no hay generalización sino una simple alusión a quienes ponen el dinero como medida única de bienestar individual, situándolo por encima de lo demás, entre lo que incluyo la patria, la cultura y todo cuanto pone sustancia a un ser humano.

Juventud Rebelde ha reflejado no pocos de los quebraderos de cabeza sufridos por algunas selecciones para completar sus nóminas. El gran culpable ante la historia no es el jugador, sino el profesionalismo y su descomunal estructura de apoyo, que lo maniatan cuando parece que lo estimulan, ¿no crees?

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
Multimedia
Videos
Fotografía
Opinión Gráfica

Opinión Gráfica