Javier Dueñas

Frente al espejo

Pablo pervive

«Excelente compilación. Qué alegría saber que aún pervive algo de Pablo de la Torriente Brau en una hermana anciana que habla ante la prensa con tanta ternura, convicción, fuerza y vigor en su palabra a los 97 años de edad (Ruth de la Torriente Brau: Toda la vida cuidando un apellido, Miriam Rodríguez Betancourt y Jesús Arencibia Lorenzo, 22 de agosto). Ojalá este escrito fuera leído por muchos cubanos, jóvenes o no… No importa la edad: aquí hay un mensaje subyacente que no debe pasar por alto para las personas honestas, honradas, revolucionarias.

«Leí y recuerdo con mucho cariño obras de Pablo como Presidio Modelo y Aventuras de un soldado desconocido cubano. Siempre he admirado su rol en la generación del 30, junto a otros que cayeron entonces o que llegaron hasta nuestros días. No hay que pasar por alto esa riqueza de ideas y obras en nuestra historia, que se corona con lo resumido en las palabras de Ruth. Ojalá se reproduzca más este trabajo. Ojalá pudiera anunciarme a Ruth como un nuevo amigo y admirador respetuoso». (Daniel Noa)

«Amigo Yoelvis: Muy acertada tu crónica (Esa “dama” habladora, Yoelvis Lázaro Moreno Fernández, 21 de agosto) y agregaría que la radio es la magia que no admite equivocaciones, pues el oyente sabe hasta cómo “suena” el sonido del timbre del teléfono o el de una puerta cuando sigue a diario una radionovela o un serial. Como bien dices, “la radio no envejece” y es la compañera ideal para conocer de las últimas noticias, o simplemente para acompañarnos en el momento romántico que se está viviendo o en el recuerdo del que ya pasó. Felicidades». (Modesto Reyes Canto)

«Muy buen artículo (La isla de los piratas, Ciro Bianchi Ross, página de Lectura domingo 22 de agosto). Soy fiel seguidor de sus escritos. Me alegra que saliera un poco de La Habana, pues a pesar de que nuestra capital tiene una bellísima historia también el resto de nuestra Isla posee pasajes que, estoy seguro, usted sabrá regalarnos como nos tiene acostumbrados». (Amílkar)

«Qué bien. Respeto tu ayuda para que conozcamos la Historia y también a nuestros ilustres e insignes patriotas (Perucho Figueredo, el redentor, Osviel Castro Medel, 18 de agosto). Desde pequeño sentí mucha admiración por el hombre que dio vida y cuerpo a lo que después sería nuestro glorioso Himno Nacional, que es la marcha de combate que todo cubano se enorgullece de escuchar en cualquier lugar que se encuentre». (Fernando López)

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.