Texto íntegro de las palabras del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz a sus compatriotas y amigos en el mundo

Autor:

Juventud Rebelde

«Reinauguran Casa del Che en La Cabaña.» [Titular del periódico Juventud Rebelde del 28 de octubre del 2006]

«Camilo, viaje a la eternidad.» «Agencia de la ONU contra el bloqueo.» «Leinier, monarca del Ciudad de Barcelona.» [Titulares del periódico Granma del 28 de octubre del 2006]

Bueno, esto por si alguien duda si fue hace 10 días o si fue hoy.

Muy bien todo.

«Transmitirán esta tarde Mesa Redonda sobre los Cinco y entrevista con Silvio.»[Titular del periódico Granma]

Todas estas son actividades de hoy, como pueden ver.

Bien, es lo que quería señalarles.

Ahora, cuando nuestros enemigos prematuramente me han declarado moribundo o muerto, me complace enviar a mis compatriotas y a los amigos en el mundo este pequeño material fílmico, aunque insistiendo ―vengo diciéndolo hace rato― que la recuperación sería prolongada y no exenta de riesgos.

Y otra cosa: participo en muchas cosas. Observo las principales noticias por la televisión. Ahí mismo tengo uno. También participo en muchas de las decisiones más importantes con los compañeros de la Dirección del Partido y del Gobierno. Hago todo lo posible por apoyar a los compañeros, ser útil, y me siento satisfecho.

Este es uno de los teléfonos con los que me comunico y hago un número de llamadas todos los días, y aquí me ha respondido el compañero de la pizarra. Pero no voy a contar más nada acerca de los mecanismos, porque están aquí filmando, ¿entiende, compañero? Por eso descolgué, para mostrarles lo que hago. No digo más nada.

Hasta luego, gracias compañero.

Ahora vamos a ver qué dicen. Ahora tendrán que resucitarme, ¿no? Yo no me he preocupado, no tengo ningún temor a lo que ocurra, pero hacen el ridículo.

Estaba viendo por Venezolana de Televisión un periódico que dice: “Castro agonizando”, “Castro muerto”. Boberías. Al contrario, me estimulan a trabajar y a luchar.

Sé que los problemas del mundo son muy complicados, muy serios, y surgen por todas partes. Siento la obligación ―como debemos sentirlo todos― de hacer un especial esfuerzo para evitarle a la humanidad una catástrofe fatal.

No quiero hablar más, pero como veo todas las noticias, nunca en mi vida he visto tantas noticias y he podido observar tan de cerca el panorama. Y siempre luchando por algo, ¡y luchando con optimismo!

Por eso les pedí a ustedes que vinieran por aquí y tomaran algunas fotos.

Muchas gracias.

¡Patria o Muerte!

(Le responden a coro y con aplausos: «¡Venceremos!»)

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.