Presentación del Presupuesto del Estado para 2007

Texto íntegro de la intervención realizada por la ministra de Finanzas y Precios Georgina Barreiro Fajardo Cuba: país de mayor equidad

Autor:

Juventud Rebelde

General de Ejército Raúl Castro Ruz, primer vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros

Compañero Ricardo Alarcón de Quesada, presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular

Distinguidos invitados

Compañeras y compañeros diputados:

Nos corresponde presentar ante esta Asamblea la ejecución estimada del cierre del Presupuesto del Estado del año en curso y el proyecto para el año 2007.

Los crecimientos alcanzados en el desarrollo económico y social del país, como resultado de la tenacidad y el esfuerzo desplegado por todo nuestro pueblo, están en correspondencia con la proyectada ejecución del Presupuesto del Estado para este año.

Se estima una ejecución enmarcada en el déficit fijado en la Ley aprobada por esta Asamblea, que representa un 3,2% del Producto Interno Bruto. Esta correlación mejora en un punto el resultado alcanzado el año anterior.

Otro elemento favorable es el resultado del incremento de la relación entre los ingresos y los gastos en 3,1 puntos, que unido a la disminución de la correlación del déficit contra el Producto Interno Bruto, muestra de una forma fehaciente la responsabilidad y solidez con las que el país maneja sus finanzas públicas.

Contrario a lo que sucede en otros países, todo ello se alcanza no solo sin renunciar a las conquistas alcanzadas por la Revolución, sino que se avanza aceleradamente en importantes y decisivos programas sociales, ratificándose el principio de la Revolución de que no hay nada más importante que el hombre.

En Cuba no se cierran centros vinculados a la salud pública, sino que se reparan las instalaciones y se instalan nuevos equipos de la más alta tecnología, que permiten ampliar y acercar los servicios a la población.

En Cuba no se cierran escuelas, sino que se abren nuevas escuelas, garantizándose no solo la matrícula de todos nuestros niños y jóvenes, sino también la consolidación de nuevos modelos en la educación que permiten multiplicar los conocimientos que se reciben.

En Cuba no se cierra el acceso a la enseñanza universitaria, totalmente gratuita, sino que se universaliza la enseñanza superior, con la creación de nuevas sedes universitarias a nivel de municipios, alcanzándose la mayor matrícula de todos los tiempos.

En Cuba nadie queda desamparado, nuestro sistema de seguridad y asistencia social garantiza la protección a toda persona que la requiera.

En Cuba no se realizan despidos a trabajadores, se crean nuevas fuentes de empleo que mantienen el índice de desempleo a un nivel considerado internacionalmente como pleno empleo, cumpliéndose así uno de los principios más importantes de nuestra sociedad de que ningún hombre debe sobrar.

Los gastos asociados a los sectores de educación, salud, cultura, deporte, seguridad y asistencia social representan el 69% del total de los gastos corrientes de la actividad presupuestada. No podemos dejar de señalar, que este ha sido el año en el que se respaldaron la totalidad de los incrementos de jubilaciones, prestaciones y salarios aprobados en el año 2005, que representan para el país un aumento del gasto de más de 4 260 millones de pesos y que beneficia a más de 5 millones de personas.

Para respaldar el proceso inversionista vinculado a los programas estratégicos de la salud, la educación, el ahorro energético, la construcción de viviendas y de infraestructura hidráulica se ejecutaron recursos por alrededor de 4 500 millones de pesos.

Una vez más demostramos al mundo, que cuando un país aplica políticas de desarrollo económico y social, con énfasis en el bienestar del pueblo, es posible obtener significativos avances.

Los índices de desarrollo social alcanzados por Cuba, y reconocidos por organizaciones internacionales, son superiores a los que muestran muchos países con mayores recursos, lo que sitúa a nuestro país en una posición destacada.

Los logros de Cuba son aún más sorprendentes, por alcanzarse en un país que está sometido, desde hace casi medio siglo, al más injusto y criminal bloqueo del gobierno de los Estados Unidos, recrudecido en los últimos tiempos, y a la vez rechazado, por abrumadora mayoría y durante 15 años consecutivos, en el seno de la Asamblea General de las Naciones Unidas.

Compañeras y compañeros:

Permítanme ahora caracterizar el proyecto de Presupuesto del Estado para el año 2007, que se presenta a la aprobación de esta Asamblea.

Me referiré a los aspectos más significativos del proyecto, ya que los Diputados recibieron con antelación un informe detallado de cada una de las partidas que conforman la propuesta de Presupuesto. Además, el tema fue ampliamente debatido en todas las Comisiones de Trabajo que integran esta Asamblea.

El proyecto que se presenta cumple con la política de respaldar el sostenimiento y desarrollo de los sectores vinculados a las conquistas sociales de nuestra revolución, así como de impulsar el desarrollo económico y social del país.

Para ello, es imprescindible que el sector empresarial eleve significativamente su eficiencia, para generar las riquezas que permitan respaldar la actividad presupuestada.

Igualmente, el sistema presupuestario debe continuar avanzando en el uso más eficiente de los recursos que el país destina a estos sectores.

Se estima un incremento de los ingresos de alrededor del 9,8%, destacándose los incrementos asociados a las exportaciones de servicios, a la venta de productos a la población y al crecimiento de la eficiencia empresarial.

Se planifica un incremento de los gastos de un 9,1%, manteniéndose la tendencia positiva de lograr un mayor crecimiento de los ingresos en relación con los gastos.

Para garantizar la educación y la salud de toda la población, de forma gratuita y con elevada calidad, se destinan recursos que representan el 22,6 % del Producto Interno Bruto. Esta cifra es cuatro veces superior a la media que los países de América Latina destinan a estas actividades.

Los recursos planificados garantizan el sostenimiento de los centros vinculados a estos importantes sectores y a todo su personal que suman más de 900 000 trabajadores. En el caso de la educación se alcanza la mayor matrícula de la historia con más de 3 millones de alumnos en todos los niveles, correspondiendo al nivel superior más de 600 000 alumnos.

Al pago de pensiones a los beneficiarios de la Seguridad Social se destinan 3 900 millones de pesos, 330 millones más que lo estimado para este año, lo que da respuesta al incremento natural de sus beneficiarios. Esta cifra permite garantizar el pago a 1495 000 pensionados.

Para la Asistencia Social se planifican 1 203 millones de pesos que permite la atención a 588 097 beneficiarios de la asistencia social, así como el sostenimiento de 382 centros, como son los hogares de ancianos, casas de abuelos y hogares de impedidos físicos y mentales.

Se proyectan significativos recursos para subsidiar a la población la venta de productos normados, así como los destinados a escuelas, hospitales, círculos infantiles y demás entidades socio-culturales. Señalar que el impacto de estos subsidios es aún mayor si consideramos que el costo en divisas de la canasta básica para el país se aproxima a los 1 000 millones de dólares.

En el Presupuesto se han considerado los recursos necesarios para mantener y desarrollar la capacidad combativa y las reservas materiales que garanticen los requerimientos de la defensa del país y la preservación del orden interior, ante el recrudecimiento de la política de agresiones y amenazas del gobierno norteamericano.

Se disminuye en un 21% la transferencia al sector empresarial por concepto de subsidio por pérdidas en empresas no rentables, las cuales serán financiadas solo en las magnitudes mínimas que permitan su funcionamiento y estimule la búsqueda de la eficiencia necesaria en la empresa socialista en un análisis puntual caso a caso.

Se planifican más de 4 800 millones de pesos para respaldar el proceso inversionista en el país, correspondiendo la mayor parte de esta cifra a dar continuidad a los programas vinculados a obras de la salud, la educación, la construcción de viviendas, y el desarrollo de la infraestructura de transporte, energética e hidráulica.

Se consideró conveniente planificar para el año próximo una provisión para enfrentar posibles desastres naturales, destinando para este fin 300 millones de pesos.

El balance de ingresos y gastos estimado para el año 2007 refleja un déficit de 1 912 millones de pesos, equivalente al 3,2% del Producto Interno Bruto, lo que demuestra la tendencia consolidada de los últimos años de mantener el déficit en límites sostenibles que responde a la política de saneamiento de las finanzas internas.

Compañeras y compañeros:

Uno de los más importantes objetivos para el año próximo debe ser el de continuar elevando el control sobre los cuantiosos recursos que el país destina para el desarrollo económico y social de nuestro pueblo.

Lo más importante no es cuánto crecemos en la asignación de recursos, sino cómo los usamos. Debemos combatir con más fuerza los nocivos hábitos del despilfarro y el descontrol. Trabajemos para obtener el máximo impacto con el menor gasto posible.

Las reuniones periódicas en los colectivos laborales para discutir el Presupuesto y controlar la ejecución de lo aprobado se convierte en una importante herramienta para alcanzar estos objetivos.

La consolidación de la Cuenta Única de Tesorería del Presupuesto del Estado, unido a un imprescindible mayor control de los Consejos de la Administración Provincial y Municipal y los Organismos de la Administración Central del Estado en el cumplimiento de los presupuestos aprobados a sus entidades, debe propiciar una mejor administración de los recursos del país.

Considerando los elementos expuestos, solicito a ustedes la aprobación del Presupuesto del Estado para el año 2007, con la certeza de que se corresponde con las condiciones objetivas en que habremos de dar continuidad a nuestro desarrollo económico y social.

Solo con esfuerzo y consagración avanzaremos en la construcción de la sociedad más justa del mundo.

Para ello contamos con nuestro noble y abnegado pueblo, que unido al Partido y guiado por Fidel y Raúl, demuestra cada día su disposición a cumplir, con éxito, las más difíciles tareas.

Leguemos a las futuras generaciones el mundo mejor al que todos aspiramos.

Muchas gracias.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.