Evocan aportes de Fidel

Roberto Verrier (derecha) recibe el cuadro del Quijote simbólico, obsequiado a Fidel. Foto: Calixto N. Llanes La cita comenzó con la presencia de 1 494 delegados procedentes de 43 países, incluyendo una amplia representación cubana, y entre los que se cuentan también enviados de 27 organismos internacionales y de 16 colegios nacionales de economistas

Autor:

Marina Menéndez Quintero

Con un reconocimiento a Fidel —quien «no se permite un instante de descanso mientras siente que el peligro de extinción de nuestra especie sigue latente»—, el presidente de la Asociación Nacional de Economistas y Contadores de Cuba (ANEC), Roberto Verrier, abrió el IX Encuentro Internacional de Economistas sobre Globalización y Problemas del Desarrollo, que sesionará en el Palacio de las Convenciones de La Habana hasta el próximo viernes.

La cita comenzó con la presencia de 1 494 delegados procedentes de 43 países, incluyendo una amplia representación cubana, y entre los que se cuentan también enviados de 27 organismos internacionales y de 16 colegios nacionales de economistas.

El titular de la ANEC evocó la reciente aparición de Fidel en los medios de prensa en encuentro con el presidente Chávez, y recordó el fértil acompañamiento del líder cubano a este foro, con observaciones y reflexiones que la vida ha corroborado.

Al reiterarlas, explicó Verrier, «quiero, sencillamente, insistir en la pertinencia de mantener estos encuentros, que si hace casi una década fueron convocados por la urgencia de los peligros que enfrentaba la especie humana, hoy deben ser mantenidos por la gravedad de los riesgos, que han crecido», enfatizó.

Por su parte, el economista dominicano Radamés García González expresó su enhorabuena por la recuperación del Comandante en Jefe, y le obsequió, a través de Verrier, «un simbólico Quijote, con palmeras, un Escudo cubano y un ambiente tropical», obra pictórica del artista Claudio Pacheco.

La jornada inaugural del evento fue escenario del afán de los organismos financieros por adecuar su discurso a los nuevos tiempos, y del reclamo de quienes les exigieron una autocrítica por sus responsabilidades en el devenir regional.

En representación del Comité para la Anulación de la Deuda del Tercer Mundo, el belga Erick Toussaint calificó de vergüenza inaceptable que el Banco Mundial intente presentarse como auspiciador de políticas a favor de los pobres y lo responsabilizó, junto al FMI, de haber desmantelado lo poco de las políticas redistributivas que existían en América Latina.

El economista mexicano Arturo Huerta recordó que los países latinoamericanos y caribeños no hemos tenido «el manejo soberano de nuestras políticas monetarias y fiscales», por lo cual los Estados no han podido aplicar políticas que estimulen el crecimiento y hagan retroceder el desempleo, la economía informal y la miseria.

No basta con darle cien pesos a una familia para que mande a sus hijos a la escuela, replicó también Yakira Pineda, de Nicaragua. Mientras los medios de producción no estén en manos de los que producen la riqueza, habrá pobreza. Que nos devuelvan las empresas que nos han quitado las transnacionales, reclamó.

Por su parte, el profesor de la Universidad argentina de Rosario, Julio Gambina, enfatizó que los tiempos de mejorar el capitalismo pasaron, y recordó que fueron, justamente, Cuba y Venezuela los países de la región que más crecieron en el año 2006. «Hay que pensar que otro tipo de sociedad es posible», recalcó.

Comercio, desarrollo e integración serán los temas principales de los debates de este martes, primero en comisiones y luego en asambleas plenarias.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.