Sobrecarga doméstica: una forma de violencia sobre la mujer trabajadora

Autor:

Mileyda Menéndez Dávila

SANTIAGO DE CUBA.— La sobrecarga doméstica sobre mujeres trabajadoras que no cuentan con la cooperación de su pareja es también una manifestación de la violencia de género, presente aún en un por ciento significativo de las familias latinas. Muchas de estas féminas son víctimas además de otras formas de maltrato psicológico por parte de su cónyuge, derivados no pocas veces de la tensión que genera esta doble jornada laboral.

Según estudios aplicados en distintas comunidades cubanas y de otras partes del continente, buena parte de las mujeres entrevistadas ni siquiera perciben en esta situación un fenómeno que lacera su autoestima y el desarrollo personal de todos los miembros de la familia, por lo que, lejos de enfrentarla, justifican a sus compañeros sexuales.

Tal actitud responde en gran medida a patrones de género que jerarquizan al varón y priorizan sus necesidades en detrimento incluso de la salud de la mujer, recibidos como herencia cultural, que deberá ser cambiada en la práctica cotidiana a partir de una mayor participación de las propias mujeres y de los hombres en nuevos espacios para la reflexión y el apoyo social ante la denuncia de tales fenómenos.

Así fue analizado este asunto durante el II Coloquio Identidades de Género, Teorías y Prácticas, que concluye hoy en el marco del Congreso Internacional de Psicología, evento que se organiza cada dos años en esta oriental ciudad, y que en esta ocasión abordó la temática sexual y la equidad de género desde diferentes aristas, con la participación de expertos de Cuba, América Latina y África.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.