El periodista cubano Luis Enrique González Acosta retrató a Lenin - Cuba

El periodista cubano Luis Enrique González Acosta retrató a Lenin

Fotografió el cuerpo de Lenin en el mausoleo donde ha descansado embalsamado durante más de 75 años

Autor:

Juventud Rebelde

«Utilicé una camarita casi de juguete», confiesa Luis Enrique. Foto: Vladimir Molina Retratar el cadáver momificado de Vladimir Ilich Lenin fue una verdadera prueba de insistencia periodística, de paciencia y, además, de una notoria audacia del joven colega Luis Enrique González Acosta, hoy vicepresidente para la Información de Prensa Latina.

Eso fue después de la desaparición de la URSS, en abril de 1995. Él estaba de corresponsal de PL en Rusia. Tenía entonces 32 años.

«Desde que comencé a laborar en Moscú, pensé tirarle al menos una foto a Lenin, pero no se permitía. Un día pude conversar con un compañero que me pidió que no revelara su identidad. Al plantearle mi deseo, me dijo que en cualquier momento yo podría tirar la ansiada gráfica.

«Cuando menos lo pensaba llegó la “alarma de combate”: “Si estás aquí, en solo diez minutos, te entro y te saldrás con la tuya. Corre, que este es el momento justo de hacer lo que tanto has soñado”. Fui solo y a millón, me compré un rollo, se lo puse caminando y tomé las fotos. Él me esperó afuera».

«Utilicé una camarita casi de juguete, una de esas llamadas “bobitas” que hoy constituyen algo prácticamente obsoleto. No existía entonces la tecnología digital.

«Fue muy importante haber conseguido esas vistas del cuerpo de Lenin y de algunos equipos que se utilizaban para la conservación del clima y el ambiente necesario en aras de proteger su cuerpo momificado. Cualquier reportero del mundo hubiera querido tomar esas gráficas.

«Me emocioné mucho. Ya había estado allí antes, viéndolo, como todos los soviéticos o extranjeros hacían después de estar horas en una larga cola, pero esta vez fue durante unos 20 minutos aproximadamente, y fue inmensa la alegría interior que sentí.

«Le dije al compañero que iba a publicar las fotos y no dijo nada en contra. Hice una crónica y la envié a todos los receptores de PL, mas no sé si algún periódico del mundo la publicó con mis imágenes. Cuando aquello aún no había Internet.

«En mi mente vi a Lenin vivo, durante el triunfo de la Revolución de Octubre y en los primeros años de la construcción socialista. Me transporté a esa época».

«Esa oportunidad no la tiene todo el mundo. Me sentí sanamente orgulloso de ser periodista y cubano, por lo que Lenin representa para nosotros».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.