Proyecto de Policlínico Universitario continuará implementándose en la carrera de Medicina

Autor:

Marianela Martín González

Los hospitales anualmente reciben solamente el uno por ciento de las personas enfermas, mientras que la población acude mucho más a los policlínicos

El proyecto de Policlínico Universitario es una iniciativa revolucionaria, acorde con el desarrollo de la pedagogía actual en el mundo. Las universidades persiguen la esencialidad del conocimiento, la integración de asignaturas, razón por la cual desaparecen materias en nuestros planes de estudio.

Lo anterior lo aseveró Jorge González Pérez, rector del Instituto Superior de Ciencias Médicas de La Habana, con quien conversamos sobre la modalidad de estudios en los municipios, experiencia muy joven que en el próximo período lectivo seguirá implementándose en la carrera de Medicina.

«Se han dado pasos en la integración del conocimiento, por eso hoy existe la asignatura de Morfofisiología, que integra un conjunto de materias que antes se estudiaban por separado. Ir a la esencialidad del conocimiento y aplicarlo, no atiborrar a los estudiantes con fórmulas, como tradicionalmente se hacía, es la piedra filosofal de este sistema de estudio».

González Pérez explica que el proyecto acerca al estudiante al escenario de trabajo y requiere de una esmerada atención del tutor, pues el médico que atiende todos los días a las personas es el que debe enseñar, reafirmándose el principio de aprender haciendo.

Hoy lo más importante, según el rector, es que el estudiante se construya su currículo; por eso existen los tiempos electivos y otras flexibilidades que tienen que ver con la pertinencia.

«La mayoría del conocimiento no es de pregrado, sino el de postgrado, que es para toda la vida. Estamos planteando la anatomía aplicada, que consiste en aprender con los seres vivos, no mediante textos o con cadáveres, como antes hacíamos».

Reconoció que hay quienes se resisten a pensar que el policlínico es el lugar idóneo para aprender, y reclaman que sea el hospital el escenario para profundizar en los conocimientos.

«Lo cierto es que en los hospitales anualmente se recibe solamente el uno por ciento de las personas enfermas, mientras que las personas acuden mucho más a los policlínicos, abundó.

«Si se quiere aprender Psiquiatría, por ejemplo, es mejor la comunidad que un hospital psiquiátrico; porque el paciente ingresado está alejado de la realidad y medicado, mientras el otro se encuentra en su medio».

Lo que no podemos negar, señaló, es que hay doscientos años de experiencia de formación hospitalaria en Cuba y estamos recién comenzando con el sistema de los policlínicos.

«Es desde la atención primaria de salud, que no se circunscribe al policlínico, y contempla la farmacia comunitaria y el pase de visita comunitario, donde más puede aprenderse».

Consideró que todavía falta experiencia, pero se encuentran en un proceso de investigación científica, que en la medida que vayan detectando los errores se va actuando para modificar la realidad.

«Desde el principio el Comandante en Jefe Fidel Castro planteó que se hiciera una investigación vinculada al proyecto, y que cada vez que detectáramos alguna falla la fuéramos corrigiendo. Esa es la vía de perfeccionar el modelo, y para eso contamos con nuestros estudiantes», apuntó.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.