Realizan homenaje a Esther Montes de Oca, madre de los Hermanos Saíz - Cuba

Realizan homenaje a Esther Montes de Oca, madre de los Hermanos Saíz

Los jóvenes cubanos rindieron tributo en su 98 cumpleaños, este 7 de agosto en su pueblo natal

Autor:

Zenia Regalado

SAN JUAN Y MARTÍNEZ; Pinar del Río.— Entre versos y canciones transcurrió el homenaje a Esther Montes de Oca, la madre de los Hermanos Saíz, en su 98 cumpleaños este 7 de agosto en su pueblo natal.

Hasta la casa-museo se trasladó una representación de la Asociación Hermanos Saíz (AHS), la cual escuchó las lúcidas declaraciones de esta valiente mujer que recibirá el 13 de agosto el Premio Maestro de Juventudes, el más alto que entrega la vanguardia artística juvenil que lleva el nombre de sus hijos.

Luis Morlotte, presidente de la AHS, entregó a Esther una foto en la que aparece ella junto a Fidel. Yamilé Ramos, primera secretaria de la UJC en Pinar del Río, le obsequió un hermoso ramo de flores en nombre de todos los jóvenes vueltabajeros.

De muy buen humor, Esther les confesó que había pasado una mañana muy feliz junto al grupo de jóvenes. «Tener tantos hijos me ha permitido vivir tantos años», afirmó.

Anécdotas de su época de maestra primaria y de secundaria en su terruño matizaron el emotivo encuentro, en el cual se dieron a conocer los resultados del concurso 13 de Agosto, de San Juan y Martínez, al que fueron enviadas 20 obras literarias.

El cuento premiado fue el titulado Imagina, escrito por la joven Yanet Medina Navarro, y en poesía correspondió a Sollozo convertido en trueno, de Victoriano Díaz.

El trovador Eduardo Sosa y décimas escritas para la ocasión unieron arte e historia en la casa-museo, la cual es visitada cada año por más de 3 000 personas.

Los hermanos Luis y Sergio, combatientes del Movimiento 26 de Julio, fueron asesinados el 13 de agosto de 1957, cuando solo tenían 18 y 17 años, respectivamente, por los sicarios de la dictadura batistiana.

El crimen ocurrió en el portal del otrora cine Martha. Sergio se encontraba frente a la taquilla cuando el soldado Margarito Díaz llegó hasta él queriendo registrarlo a viva fuerza. El joven se negó, y el agente —abusando de su autoridad— lo empujó hasta la acera donde trató de pegarle. Luisito, que estaba muy cerca, advierte que abusan de su hermano. Le grita al soldado que lo deje mientras avanza hacia ellos, pero este le dispara. Luis cae. Desde el suelo, Sergio se abre la camisa y le espeta: «Asesino, has matado a mi hermano, hazlo conmigo también». El soldado apretó el gatillo y le atravesó los pulmones.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.