Cuba azotada por dos huracanes categoría cuatro en menos de ocho días

Primero Gustav por los territorios occidentales de Pinar del Río e Isla de la Juventud, y ahora Ike que entrará por el oriente cubano y amenaza con atravesar casi todo el país. Ambos tendrán el triste récord de ser un fenómeno nunca visto por los cubanos en su historia Imágenes de los estragos del huracán Ike en territorio cubano Vea la cobertura completa sobre Ike  

Autor:

Juventud Rebelde

El poderosísimo huracán Ike, que esta tarde cruzó sobre la isla Gran Inagua, en el archipiélago de Bahamas, se acerca lenta pero inexorablemente a las costas orientales de Cuba.Ike, con categoría cuatro en un máximo de cinco en la escala Saffir-Simpson, tiene vientos máximos sostenidos de 215 kilómetros por hora, con rachas muy superiores, y su presión central es de 950 hectopascales.El destructor meteoro se mueve a unos 20 kilómetros por hora, una velocidad relativamente lenta, lo cual podría multiplicar sus efectos nocivos, alertó el director del Centro de Pronósticos del Instituto de Meteorología de Cuba.El doctor José Rubiera, en la última actualización sobre el fenómeno, emitida en cadena por la televisión y radio cubana, explicó que ya hay bandas de lluvia intensa cruzando sobre las provincias orientales de Holguín y Guantánamo.Rubiera citó informes meteorológicos que consignan que Ike en solo seis horas ha vertido sobre localidades orientales como Palenque 63 milímetros de lluvia y en Jamal unos 49 milímetros, mientras en Pinares de Mayarí –Holguín- se registraba una racha de 178 kilómetros por hora.El experto indicó que se espera la llegada del centro geométrico de Ike por las inmediaciones de Punta Lucrecia entre las diez y las once de la noche, aunque alertó que su ojo está muy bien definido, con un diámetro superior a los 40 kilómetros.«Por eso, explicó, en las bandas exteriores los radares evidencian que están ocurriendo fenómenos muy intensos, por lo cual aumentará el radio de las afectaciones que podría provocar el potente huracán.»Los pronósticos indican que el ciclón penetrará en Holguín y de allí pudiera moverse por las provincias cubanas de Las Tunas, Camagüey, Ciego de Ávila, Sancti Spíritus y Villa Clara, afectando prácticamente a más del 50 por ciento del territorio cubano.

A su vez, hasta el momento los pronósticos difieren sobre el lugar por el cual volverá a salir al mar, pues algunos lo sitúan en la costa sur antes de entrar de nuevo a tierra, otros lo dan todo el tiempo sobre el país y no faltan los que lo ubiquen bordeando toda la costa norte.«De cualquier forma, alertó Rubiera, el radio de acción de este huracán es tan amplio, que cualquiera que sea la trayectoria afectará a casi todo el país, aunque se sigue de cerca su salida al mar, que debe ocurrir el martes.»Se espera que al chocar con Cuba el huracán Ike pierda algo de su devastadora fuerza cuatro,pero aún así los vientos de huracán y de tormenta tropical barrerán todo el territorio nacional cubano.De hecho, de acuerdo a la trayectoria, se sentirán en la mayoría de las provincias vientos de tormenta tropical de 63 a 117 kilómetros por hora; mientras que en las afectadas directamente los vientos sostenidos superarán con creces los 118 kilómetros por hora.Además de las intensas lluvias se espera en la costa norte y en la de las provincias orientales una elevación del mar de hasta de tres meros de altura e inundaciones significativas.Ike es el segundo meteoro de gran intensidad que afecta al país en menos de ocho días, pues el fin de semana pasado el huracán Gustav destrozó la Isla de la Juventud y la provincia occidental cubana de Pinar del Río.Entre ambas dejó más de 120 000 viviendas afectadas, cuantiosos daños materiales, aunque no se lamentó la pédida de ninguna vida, debido a la efectiva movilización decretada, la misma que ya se puso en práctica en las provincias orientales.«En Cuba solo se registraron en toda su historia dos huracanes con cinco días de diferencia entre uno y otro, pero fue en 1886 y ambos eran de poca intensidad», informó el doctor Rubiera.Igualmente destacó que en 1948 dos huracanes fuertes atravesaron la isla con catorce días entre uno y otro, y en el 2001 lo hicieron con once días de diferencia el Lily e Isidoro, pero ambos eran de menor categoría.La región oriental en específico, por donde debe atravesar Ike, no veía un huracán de esta categoría hace casi cincuenta años, por lo cual se han extremado las medidas de protección a las personas y recursos en aras de evitar males mayores.Solo en Haití la tormenta tropical Hanna, que precedió a Ike, ya causó más de 600 muertos, mientras que casi un centenar dejó en República Dominicana, Haití y Jamaica el huracán Gustav, que después atravesó Cuba sin ocasionar ninguna muerte.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.