La enorme estatura del Apóstol

La mayor escultura bajo techo de José Martí, creada en bronce por el artista de la plástica Juan Narciso Quintanilla, tiene más de dos metros de altura y se encuentra ubicada en la Sala General de la Biblioteca Nacional

 

Autor:

Yuniel Labacena Romero

La mayor escultura bajo techo de José Martí en Cuba está situada en la Sala General de la Biblioteca Nacional que lleva el nombre del Apóstol, y fue creada por el artista de la plástica Juan Narciso Quintanilla.

La figura, de más de dos metros de altura y realizada en bronce, impresiona no solo por la dimensión física, sino también por su composición cargada de simbolismo autóctono, pues el rostro del Maestro surge de la Isla de Cuba en el Mar Caribe, y su cuello crece como las palmas de esta tierra que le dio vida, explicó María Cristina Rodríguez, especialista principal de promoción de la institución.

La develación del busto, esculpido con la colaboración de las oficinas del Programa Martiano y del Historiador de la Ciudad y la propia Biblioteca Nacional, coincidió con el aniversario 56 del Asalto al Cuartel Moncada, recordando las palabras de Fidel, cuando en 1953 consideró al Apóstol el autor intelectual del hecho.

«El pensamiento del Maestro continúa siendo la principal fuente de inspiración nacional en este siglo; por ello, ubicar el monumento en el centro de la Biblioteca constituye un legado inapreciable para nuestra juventud y las futuras generaciones», destacó el doctor Eusebio Leal Spengler, Historiador de la Ciudad de La Habana, al referirse al valor de la obra.

Eduardo Torres Cuevas, premio nacional de Ciencias Sociales y director de la Biblioteca, junto a un grupo de trabajadores, laboraron varios meses facilitando a los artistas los materiales y las condiciones necesarias para la ubicación de la efigie en el edificio que contiene el patrimonio bibliográfico de la nación.

Después de más de un año de faena —realizada también con el apoyo del joven escultor Víctor Viera Pargas y del arquitecto Rómulo Fernández—, Juan Narciso Quintanilla, graduado de la Academia de Artes Plásticas de Praga, confesó que acababa de realizar un viejo sueño: colocar en un sitio especial al hombre que prefirió el bien de muchos a la opulencia de pocos.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.