Inscriptos tres nuevos híbridos de orquídeas cubanas

Ya suman cuatro los híbridos de diferentes géneros de esta flor que Cuba ha logrado registrar en la Real Sociedad de Horticultura de Inglaterra, principal institución a nivel mundial que dirige esta actividad

Autor:

Dora Pérez Sáez

Tres nuevos híbridos de orquídeas cubanas fueron inscriptos en la Real Sociedad de Horticultura de Inglaterra, principal institución a nivel mundial que dirige esta actividad, con lo cual ya suman cuatro los híbridos de diferentes géneros de esta flor que Cuba ha logrado registrar en esa instancia.

El programa de mejora de esta familia, denominada Orchidaceae, se lleva a cabo en el Instituto Nacional de Ciencias Agrícolas (INCA) y es dirigido por el máster en Ciencias Biológicas Lorenzo Suárez Guerra, quien explicó a JR que con este logro aumenta la diversidad de esta familia en Cuba.

«Así también se alivia un poco la depredación de las poblaciones naturales de orquídeas que existen en el país —añadió— e incluso se diversifica su venta en el mercado de plantas ornamentales».

El Spathoglottis Bella Lorena, también desarrollado por Suárez Guerra en 2009, fue el primer híbrido generado en Cuba. Los obtenidos en esta ocasión son Dendrobium Bohemia Habana, Spathoglottis Memoria Celia Sánchez Manduley y el Catyclia Free for Five.

«Este último es el primer híbrido de orquídea terrestre que combina genes de especies cubanas con especies foráneas. La cubana es nada más y nada menos que la emblemática Encyclia phoenicia, conocida por orquídea de chocolate debido a su fragancia, y que es la más abundante de todas las encyclias que hay en Cuba.

«La foránea es la Cattleya leuddemanniana, especie más abundante de todas las orquídeas introducidas en el país. La polinización se realizó en mayo del 2003 y floreció por primera vez en junio de 2010. Su nombre en inglés, Free for Five —en español significa Libertad para los Cinco—, es una manera de sumarnos a la batalla que libra nuestro país para liberar a nuestros hermanos presos injustamente».

Según expresó el especialista, este resultado abre una puerta al mejoramiento genético en otras plantas ornamentales. Actualmente en el INCA se trabaja el cultivo in vitro de especies como la rosa y la violeta.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.