En el Oriente se «amarra todo»

Guantánamo, Santiago de Cuba, Granma, Holguín, Las Tunas y Camagüey adoptan medidas ante inminencia de la tormenta tropical Isaac

Autores:

Juan Morales Agüero
Yahily Hernández Porto
Osviel Castro Medel
Odalis Riquenes Cutiño
Héctor Carballo Hechavarría
Adriel Bosch Cascaret

A tomar las medidas preventivas necesarias para responder de forma oportuna y racional a cualquier contingencia, llamó el general de cuerpo de ejército Ramón Espinosa Martín, viceministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, durante un recorrido por provincias del oriente del país, las cuales se encuentran en la fase de alerta ante la inminencia de la tormenta tropical Isaac.

Para Guantánamo, Santiago de Cuba, Granma, Holguín, Las Tunas y Camagüey, las mayores consecuencias deben estar asociadas a las fuertes lluvias, las cuales serán intensas sobre todo en las predominantes zonas montañosas. También se prevén penetraciones del mar.

Luis Antonio Torres Iríbar, presidente del Consejo de Defensa Provincial en Guantánamo, orientó «evaluar las posibles afectaciones en los distintos territorios, dar seguimiento a la situación hidrológica y proteger a las personas y recursos de la economía».

En este territorio están listos los centros de evacuación y de elaboración de alimentos, se trasladaron 2 500 cabezas de ganado hacia lugares altos y mercancías a almacenes mejor protegidos.

Además, se recogen las cosechas que puedan perderse con las lluvias y vientos, se alistaron los sistemas de comunicación, transporte, electricidad y recuperación, y se aseguran la alimentación, medicamentos y combustibles necesarios para responder a cualquier consecuencia del paso del sistema tropical. Igualmente se vende hipoclorito en las farmacias para el tratamiento del agua de consumo humano en los hogares.

Espinosa Martín, también miembro del Buró Político del Partido, precisó que esta provincia está preparada para enfrentar el fenómeno meteorológico.

Santiago de Cuba se protege

En Santiago de Cuba también se adoptan las medidas pertinentes. En reunión del Consejo de Defensa Provincial, encabezada por Ramón Espinosa Martín, fueron precisados los detalles para el acopio y suministro de viandas, hortalizas y granos a los mercados de la Agricultura y Comercio en la provincia, y para agilizar la distribución de los productos de la canasta básica normada.

El General de Cuerpo de Ejército hizo énfasis en alistar el transporte para la evacuación de las personas residentes en zonas de riesgo y proclives a inundaciones, el traslado de los recursos y la cosecha de los productos agrícolas, así como la protección del azúcar almacenada, y la revisión técnica y disposición de combustible de los grupos electrógenos instalados, sobre todo en hospitales, panaderías y otros centros vitales.

El acondicionamiento de las instalaciones hacia donde se evacuará a la población que lo requiera y de los centros de elaboración de alimentos, así como la extensión hasta las 11:00 de la noche de los horarios de venta de los mercados Ideal, figuran entre las acciones tomadas en esta parte del país.

Asimismo, brigadas médicas quirúrgicas partieron hacia municipios montañosos como Guamá, y Segundo y Tercer Frente, zonas propensas a la incomunicación por inundaciones y la afectación de sus viales en caso de intensas lluvias, al tiempo que son hospitalizadas las embarazadas a término y los pacientes nefróticos.

Igualmente se le presta atención aquí al estado de los embalses, que se encuentran al 57 por ciento de su llenado, y a la calidad del agua de beber, para lo cual se han asegurado en la red de farmacias productos como el hipoclorito de sodio.

Granma alerta y preparada

Los pobladores de Granma comenzaban a prepararse y a buscar lo imprescindible para este tipo de contingencia, mucho antes de decretarse la fase de alerta ciclónica.

Según Ezequiel Cadrelo, especialista del centro local de Meteorología, en esta provincia se esperan numerosas lluvias, especialmente en las regiones montañosas, algunas de las cuales puedan quedar incomunicadas y no se descartan tampoco en esas zonas los tradicionales deslizamientos de tierra.

Por eso la presidenta del Consejo de Defensa Provincial, Sonia Virgen Pérez, advirtió sobre la necesidad de ser persuasivos para que cada habitante del territorio tenga la real percepción de riesgo ante este fenómeno meteorológico. También expuso la importancia de prever situaciones extraordinarias y de mantener bien informada a la población por las distintas vías, incluyendo la de los radioaficionados.

En Granma fueron retornadas a sus hogares las personas que se encontraban disfrutando de las cuatro instalaciones del Campismo Popular, en tanto se evaluaban los sitios seguros a los que serían trasladados 57 turistas del polo ubicado en el municipio de Pilón.

Además, casi mil toneladas de arroz seco eran transportadas desde Río Cauto a lugares más idóneos y otras 540 toneladas preparadas para consumo se enviaban a las provincias de Las Tunas y Holguín.

Afortunadamente los embalses granmenses tienen la posibilidad de recibir abundantes precipitaciones, pues en su conjunto acumulan solo el 35 por ciento de su capacidad total.

Con la excepción de Cauto el Paso, que sobrepasa el 50 por ciento de su potencial, ninguno de los embalses llega al 30 por ciento de su volumen posible; incluso algunos como Vicana, en Media Luna, tienen un cuatro por ciento; y Bueycito, en Buey Arriba, un 12 por ciento.

Al margen de esos volúmenes, el Consejo de Defensa Provincial orientó enfáticamente vigilar con severidad los pasos de ríos, arroyos, canales, diques y todo tipo de embalse. Y se encuentra «todo amarrado», como decimos en buen cubano, para evacuar o trasladar a las personas cuyas vidas puedan correr riesgo.

Holguín previene a tiempo

Prevenir a tiempo las afectaciones que puedan ocasionar las intensas lluvias y los vientos asociados a la tormenta Isaac, constituye la orientación cardinal que ha presidido las primeras sesiones del Consejo de Defensa en esta provincia.

La comunicación estrecha con los 14 municipios y sus respectivos órganos de dirección se ha basado en el intercambio puntual de información sobre las medidas a adoptar para evitar, ahora, cuando queda un pequeño margen de tiempo, el mínimo daño a la integridad física de las personas, sus propiedades y a los recursos de la economía.

Los puestos de dirección designados en los territorios se concentraron en el traslado hacia sus hogares del personal veraneante, tanto en campamentos pioneriles, centros de exploradores, como en instalaciones turísticas, localizadas fundamentalmente en zonas costeras o montañosas.

Jorge Cuevas Ramos, presidente del Consejo de Defensa en Holguín, insistió en la necesidad de intensificar la recogida de desechos sólidos, la limpieza de tragantes y cauces de ríos, sobre todo en la ciudad de los parques.

Se sostiene, además, una estrecha vigilancia sobre la situación de cada una de las presas y embalses del territorio, al igual que de la población residente aguas abajo, o cuyas áreas de residencia tengan peligro de inundación.

Aun cuando la decisión de evacuación solo se producirá en casos bien justificados, según se informó, a disposición de la Defensa Civil del territorio se encuentran disponibles en toda la provincia más de 300 locales, para emplearse como albergues de ser necesario.

Las Tunas cierra filas

Aunque en Las Tunas el sol brillaba al cierre de esta información, las autoridades han adoptado varias medidas para que una posible afectación de la tormenta tropical Isaac origine mínimos daños.

Entre las indicaciones figuran la vigilancia de presas, micropresas y ríos para prevenir potenciales inundaciones en áreas de riesgo. Igualmente, se orientó la limpieza de viales, desagües y zanjas.

También se alertó sobre la protección que se debe dar a los almacenes con recursos tales como alimentos, y hacer extensiva esa medida a los materiales de construcción que pudieran ser arrastrados por las aguas de Isaac.

Algo que se torna urgente es el acopio de los productos agrícolas que estén en tiempo de cosecha de manera que no se pierda ninguna cantidad y se le distribuya cuanto antes a la población. Además, se indicó proteger los animales y llevarlos hacia lugares altos.

Camagüey activa

En Camagüey se activaron los consejos de defensa municipales, zonas, grupos y subgrupos del Consejo de Defensa Provincial, y trabajan ininterrumpidamente en el cumplimiento de las medidas de la fase de alerta.

El presidente del Consejo de Defensa Provincial, Julio César García Rodríguez, informó que en la actual fase se implementan con urgencia acciones para preservar a la población residente en áreas de riesgos, y los recursos del Estado.

También se mantiene la permanente vigilancia a los embalses, y a los ríos Tínima y Hatibonico, que atraviesan la cabecera provincial. Julio César García agregó que Camagüey también se prepara para la posible penetración del mar en zonas costeras.

El dirigente informó que se dispuso el regreso de las embarcaciones de pesca, así como el retorno a sus hogares de los vacacionistas, sobre todo los de la playa Santa Lucía, y de los que se encontraban en las bases de Campismo.

Comentó que se intensifica el traslado de recursos hacia almacenes seguros, que soporten los vientos de Isaac.

Se hizo énfasis además en la compleja situación epidemiológica de la capital provincial, por la presencia del mosquito Aedes aegypti, y por ello se insistió en la necesidad de mantener las acciones para su erradicación e impedir su incremento luego del paso del evento climatológico.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.