Energías que revitalizan Santiago

Linieros de todo el país trabajan día y noche para devolverle la luz a la Ciudad Heroína

Autores:

Dayron Chang
Eduardo Pinto Sánchez

SANTIAGO DE CUBA.— Una caravana de cinco autos de la Empresa Eléctrica de Villa Clara fue de las primeras en llegar para extender su ayuda solidaria a los habitantes de esta provincia, la más damnificada tras el paso del huracán Sandy. Arribaron a la Ciudad Heroína durante la madrugada del viernes 26 de octubre, solo unas horas después del fuerte impacto del meteoro.

«Desde el primer momento sentimos la hospitalidad de los santiagueros, enseguida nos recibieron con afecto y agradecimiento», comentó a JR el chofer Jorge Luis Gutiérrez.

Y apenas sin quitarse el cansancio del camino, una de las seis brigadas de eléctricos villaclareños se dispuso a trabajar en las inmediaciones del Caney, en la Autopista Nacional.

Israel Ramos Sáez, director general de la Empresa Eléctrica de Villa Clara, quien viene al frente de sus muchachos sin saber cuántos días estarán por esta geografía, comentó que «llegamos hasta aquí más de 50 compañeros para brindar apoyo logístico y técnico. En estos momentos trabajamos en los circuitos 15 y 16, que abarcan importantes objetivos económicos y sociales como la pasteurizadora, el Hospital Clínico Quirúrgico Juan Bruno Zayas, la facultad número dos de Medicina y el área de la Plaza de la Revolución».

Ramos Sáez agregó: «Las líneas primarias resultan menos complicadas, aunque el trabajo es duro porque, a diferencia de otras ciudades, Santiago tiene muchas industrias y servicios básicos conectados a una misma fuente. Después, cuando comencemos a laborar en las líneas secundarias, será más difícil, porque hay muchas afectaciones en las zonas residenciales.

«Cada grupo de linieros —añadió— lleva al frente un director y un técnico. Se trabaja con celeridad, y cuando terminemos aquí nos dirigiremos a la zona de Chicharrones, y después al tramo de la Carretera Central que conduce a El Cobre».

A estos hombres se suman linieros de Las Tunas, Camagüey, Ciego de Ávila, Cienfuegos, Matanzas, Sancti Spíritus, Guantánamo y Granma. Este esfuerzo se traduce en el restablecimiento parcial del servicio en algunas zonas como el reparto Abel Santamaría, los Altos del 30 de noviembre, la zona industrial y el centro de la ciudad.

«Estamos trabajando de 7:00 a.m. hasta después de las 11:00 p.m.», expresó Yulién González, un eléctrico que en sus 30 años es la primera vez que sale de tierras villaclareñas en un contingente. «Esto aquí no es por dos días, pero poco a poco el escenario irá mejorando», puntualizó.

A estos trabajadores de Villa Clara les entusiasma ayudar a una ciudad tan emblemática, y les asombra el ánimo que han encontrado en los santiagueros, quienes no pierden sus esencias ni en medio de la adversidad.

Andrés Castillo Díaz, quien ya otras veces ha dejado su hogar para levantar postes o reparar transformadores, contó a este diario, ahora en su condición de jefe de brigada, algunas de sus experiencias «aciclonadas» en los 15 años que lleva trabajando en la Empresa Eléctrica:

«Estuve en 2002 en Pinar del Río, cuando los huracanes Isidore y Lily azotaron ese territorio, justamente en la remodelación de redes en San Juan y Martínez. También llegamos hasta Sandino después del paso de Isidore, y cuando teníamos la mitad del trabajo hecho llegó el Lily y destruyó todo lo logrado; hubo que empezar de nuevo, fue muy triste. Aquella experiencia me marcó mucho».

Estos hombres, que desafían el sol, las alturas o el viento tendrán, con Sandy, otras experiencias que sumar a sus recuerdos; mientras, se nutren del agradecimiento de los lugareños para devolverle, con sus energías, la luz a Santiago.

Fotos Relacionadas:

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.