Canción para un terremoto de libertad

René González exhortó al pueblo cubano a iniciar una estremecedora jornada por la liberación de sus hermanos presos. Nuestro diario reproduce el texto en español de la canción que en los años 60 del pasado siglo reinstaló en la cultura norteamericana la cinta amarilla como un símbolo de amor, de cariño, sentimientos con los que René convocó a los cubanos a provocar un terremoto hermoso, a una jornada distinta, para sensibilizar especialmente al pueblo estadounidense

Autor:

Juventud Rebelde

El Héroe de la República de Cuba René González, acompañado por familiares de sus hermanos de causa presos en cárceles norteamericanas, exhortó al pueblo cubano a iniciar una estremecedora jornada por la liberación de los mismos, informó la AIN.

Durante la Mesa Redonda Informativa transmitida por la radio y la Televisión Cubana, en compañía también de representantes de los movimientos de solidaridad, el luchador antiterrorista ofreció detalles de la campaña por la excarcelación de Gerardo Hernández, Ramón Labañino, Fernando González y Antonio Guerrero, quienes purgan injustas penas en EE.UU.

En la jornada solidaria, que comienza este 5 de septiembre y tendrá su momento culminante el día 12 —aniversario 15 del injusto encierro—, se pretende que el  pueblo cubano lance un mensaje de reclamo de apoyo al norteamericano, refirió González en la Mesa Redonda, titulada Lazos amarillos contra 15 años de injusticia.

El Héroe reiteró su explicación, ofrecida en la Televisión nacional, sobre la historia del significado de los lazos amarillos para el pueblo estadounidense.

Se trata de un mensaje de esperanza y aliento para quienes esperan la llegada de un ser querido preso o alejado de los suyos por otras circunstancias, manifestó.

Durante el programa, Arleen Rodríguez Derivet, su moderadora, exhortó a utilizar las redes sociales desde hoy, para divulgar el mensaje del antiterrorista.

Este aseguró que dadas las manifestaciones de amor que él recibiera del pueblo mientras caminaba por las calles de las ciudades cubanas, le surgió la idea de la exhortación de multiplicar el reclamo de excarcelación para sus hermanos.

Estamos apelando al ingenio colectivo; no deseamos que todo sea portar cintas amarillas ni distribuirlas masivamente; nos parece importante que se vea también el ingenio, la iniciativa del cubano, dijo René.

Aseguró que tampoco se trata de que las cintas sean sofisticadas sino que basta con que se porte algo amarillo, ya sea una prenda de vestir, un pañuelo u otro objeto.

En entrevistas efectuadas para el programa, cubanos de diferentes lugares del país, de las más diversas profesiones y ocupaciones, expresaron su apoyo a la exhortación de René.

Rodríguez Derivet dio lectura a opiniones expresadas en el sitio Cubadebate, en las cuales se muestra el respaldo a esta idea.

Asimismo, Graciela Ramírez, coordinadora del Comité Internacional por la Liberación de Los Cinco Héroes, se refirió a las consideraciones de varias personalidades, como el Premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel, de Argentina, en apoyo a la liberación de los antiterroristas cubanos.

La activista informó además de las numerosas iniciativas que tendrán lugar en estos días a favor del retorno de los luchadores a su patria.

Kenia Serrano, presidenta del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos, relacionó las actividades que tendrán lugar en el país a favor de esta causa, incluido un concierto del dúo Buena Fe en la Plaza Roja de la barriada capitalina de La Víbora, en tanto bandas de música y coros interpretarán en otros escenarios cubanos la canción La cinta amarilla, creada a partir de la historia de amor que encierra.

En 42 países tienen ya lugar acciones a favor del regreso de los hermanos de lucha de René, significó.

Ata una cinta amarilla alrededor del viejo roble

Autores: Irwin Levine and

L. Russell Brown

Estoy regresando a casa, he cumplido mi sentencia.

Ahora tengo que saber lo que es mío y lo que no.

Si recibiste mi carta diciéndote que pronto seré libre… sabrás qué hacer, si aún me quieres.

Si aún me quieres.

Ata una cinta amarilla alrededor del viejo roble.

Han pasado tres largos años. ¿Aún me quieres?

Si no veo la cinta alrededor del viejo roble…

me quedaré en el ómnibus, olvida lo nuestro, échame la culpa a mí…

si no veo la cinta alrededor del viejo roble.

Chofer, por favor, mira tú…

pues puede que no soporte lo que vea.

Sigo en una prisión,

y mi amante tiene la llave.

Una simple cinta amarilla es lo que necesito para ser libre.

Le escribí y se lo pedí de favor.

Ata una cinta amarilla alrededor del viejo roble.

Han pasado tres largos años.

¿Aún me quieres?

Si no veo la cinta alrededor del viejo roble…

me quedaré en el ómnibus, olvida lo nuestro.

Échame la culpa a mí…

si no veo la cinta amarilla alrededor del viejo roble.

Ahora todo el ómnibus ovaciona… y no puedo creer qué veo…

cien cintas amarillas alrededor del viejo roble.

(Texto tomado del video presentado por la TV cubana)

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.