La inversión extranjera en el acelerador

Ratifica Cuba voluntad de facilitar más aún los procesos de negociación, y de que la inversión extranjera avance como elemento importante para nuestro desarrollo

Autor:

René Tamayo León

Los 395 proyectos contenidos en la Cartera de Oportunidades de Inversión Extranjera 2016-2017 representan una inversión superior a los 9 500 millones de dólares, solo que además del incremento en la cantidad de emprendimientos y en su valor, esta tercera versión también significa un salto, otro más, en la calidad de esta imprescindible «bitácora» para el empresariado internacional que desee participar de las halagüeñas perspectivas de la economía cubana.

La plataforma, que no constituye un expediente cerrado, sino que se actualiza según la dinámica económica del país, fue presentada la víspera por Rodrigo Malmierca, ministro del Comercio Exterior y la Inversión Extranjera (Mincex), durante la inauguración del Primer Foro de Inversiones, que se realiza en el contexto de la 34 Feria Internacional de La Habana.

Malmierca ratificó en la presentación que la apertura de Cuba a la inversión extranjera es una decisión soberana del país, y está contemplada en la Conceptualización del Modelo económico y social cubano de desarrollo socialista y las Bases del Plan de desarrollo económico y social hasta 2030, documentos aprobados por el 7mo. Congreso del Partido y sometidos a discusión popular y democrática en los últimos meses.

Subrayó que la inversión extranjera constituye una parte esencial para el desarrollo del país en su propósito de construir un socialismo próspero y sostenible. La inversión extranjera, afirmó, «no es un mal necesario».

Informó al respecto que desde la aprobación de la Ley 118, De la Inversión Extranjera (marzo de 2014), se han concretado 14 renegociaciones de emprendimientos ya establecidos, 15 negociaciones para la Zona Especial de Desarrollo Mariel (ZEDM), y 54 nuevas negociaciones de inversión extranjera fuera de la ZEDM, para un total de 83 iniciativas emprendidas desde entonces, valoradas en más de 1 300 millones de dólares.

No obstante, señaló que a pesar de que se avanza, aún estamos por debajo de las necesidades. El país requiere captar unos 2 000 millones de dólares anuales por concepto de inversión extranjera directa, para garantizar una tasa de inversión de alrededor del 20 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB).

Malmierca exhortó a seguir avanzando en este rumbo, a dar prioridad a la inversión extranjera directa para que se convierta en un componente esencial de nuestro desarrollo. «Tenemos que trabajar por darle mayor velocidad a los procesos de negociación», afirmó.

Más amplia, más diversa

La Cartera de Oportunidades de Inversión Extranjera 2016-2017 contiene 69 proyectos más que la anterior, pero de la pasada ya no aparecen 51 propuestas —unas fueron negociadas y otras se retiraron por diversos motivos—, por tanto, las nuevas suman 120.

La Zona Especial de Desarrollo Mariel está presente en la plataforma con 24 propuestas de proyectos. A tres años de su fundación, cuenta con 19 usuarios, empresas pioneras que, independientemente de la nacionalidad de sus capitales, son empresas cubanas.

El dossier está en consonancia con los ejes y sectores estratégicos del Plan Nacional de Desarrollo Económico y Social hasta el 2030, es más amplio y más diverso, introduce nuevos sectores, los proyectos son más integrales y el estudio de los mismos es más vasto.

Todas las provincias del país, incluido el municipio especial de la Isla de la Juventud, tienen propuestas de inversión, incluso, 111 proyectos abarcan a varios territorios.

El titular del Mincex informó que en la actualización de la Cartera se procuró que todos los proyectos tuvieran una ficha, y también se incorporan como novedad aquellos en los que puede participar el sector cooperativo.

Al explicar al empresariado internacional y local las políticas generales y sectoriales que rigen la inversión extranjera en Cuba, el Ministro subrayó que los principios que derivan de estas no son inamovibles, sino dinámicos.

Así, nuevos principios se agregan a los ya establecidos, por ejemplo, el desarrollo de infraestructuras a través de la inversión extranjera directa o el financiamiento a largo plazo en el sector del turismo; la participación de cooperativas en proyectos de inversión extranjera, de forma directa o indirecta, incluida la asociación de estas formas no estatales con empresas estatales para garantizar que la iniciativa sea exitosa.

Otros sectores que también se impulsan son el bancario, el hidráulico y el de las telecomunicaciones.

La nueva Cartera de Oportunidades refleja, además, modificaciones en el enfoque regional para la inversión extranjera en el sector turístico, al priorizar zonas como Guardalavaca, en Holguín, la costa sur central (Cienfuegos), y los polos de Santa Lucía (Camagüey), Cobarrubias (Las Tunas) y La Habana.

Sobre la capital, Malmierca explicó que esta no era antes una prioridad para el desarrollo turístico con inversión extranjera; sin embargo, la dinámica que está mostrando el sector llevó a un cambio en este enfoque.

Foro y negocio

A fin de acercar al inversionista extranjero y a sus contrapartes cubanas, sesiona desde ayer el Primer Foro de Negocios de la Feria de La Habana. A punto de iniciarse, ya habían sido concertadas 242 citas, informó Rodrigo Malmierca, para quien estos encuentros constituyen «potenciales negocios».

Expositores de más de 70 países hacen gala de su carisma y maestría al explicar sus productos a potenciales clientes y público especializado.

Los sectores que han generado mayor interés para el cónclave son el agroalimentario, el turístico y el de la construcción.

En la tarde de hoy se celebrará el panel Oportunidades de Cuba para la Inversión Extranjera, en el que participarán, además de la comunidad empresarial asistente a la Feria, representantes de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) y del Foro Económico Mundial.

El Ministro del Comercio Exterior y la Inversión Extranjera señaló a propósito que cada vez es mayor el interés de las empresas cubanas por concretar negocios con empresas foráneas, al comenzar a percibir las ventajas que estas les pueden traer.

Subrayó también que crece cada vez más el interés del empresariado internacional por hacer negocios en Cuba. No obstante, indicó que no se avanza al ritmo deseado.

Malmierca ratificó la voluntad del Gobierno cubano de resolver los obstáculos que todavía pueden entorpecer la inversión extranjera en el país, de ofrecer todas las facilidades posibles para los procesos de negociación, y de que la inversión extranjera avance como lo que es, un elemento importante para nuestro desarrollo.

La inversión extranjera es un factor importante para el desarrollo económico del país.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.