El 30 por ciento de los jóvenes tuvo su «primera vez» sin ninguna protección

La planificación familiar casi nunca es un proceso consciente entre las parejas cubanas, sobre todo cuando son muy jóvenes

Autor:

Yuniel Labacena Romero

La planificación familiar casi nunca es un proceso consciente entre las parejas cubanas, sobre todo cuando son muy jóvenes. De hecho, investigaciones del Centro de Estudios Demográficos (Cedem) de la Universidad de La Habana aseveran que muchas veces se toma la decisión de tener un hijo ya en presencia de un embarazo. Existe, además, una iniciación cada vez más temprana de las relaciones sexuales, a menudo desprotegidas, pese al conocimiento de los métodos anticonceptivos, la cual redunda en embarazos adolescentes.

Estadísticas del Ministerio de Salud Pública confirman una cobertura de anticonceptivos en todo el país que supera el 70 por ciento, pero la propia Encuesta Nacional de Fecundidad, elaborada por la Oficina Nacional de Estadísticas (ONEI), en 2009, reconoce que un elevado conocimiento y cobertura no garantizan necesariamente un empleo adecuado. Un dato basta para corroborar tal criterio: según la ya citada investigación de la ONEI, el 30 por ciento de los jóvenes de uno y otro sexo tuvo su primera relación sin ninguna protección.

En ese contexto llegó Cuba a las celebraciones por el Día Mundial de la Población, este 11 de julio, justamente con el tema Planificación familiar: empoderando a las personas y desarrollando a las naciones. Evidencia de la preocupación del Estado y sus instituciones por la salud sexual y reproductiva de sus conciudadanos fue el análisis hecho el lunes último en una de las comisiones permanentes de trabajo de la Asamblea Nacional del Poder Popular, espacio en que se ratificó la voluntad de prestar especial atención al embarazo precoz, el tratamiento a la pareja infértil, los hogares maternos, el uso de métodos anticonceptivos y la necesidad de aumentar las actividades de promoción y educación sexual, en lo fundamental, entre las nuevas generaciones.

A juicio de Rafael Cuestas, coordinador internacional del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) en Cuba, el país tiene grandes fortalezas ganadas en el camino de que las adolescentes, las jóvenes y sus parejas y familias se sientan seguras, cuenten con información y puedan acceder a la educación de la sexualidad y a servicios de salud sexual y reproductiva en respuesta a sus necesidades.

La aseveración la hizo el funcionario al intervenir en un taller científico de sistematización de investigaciones sobre planificación familiar, organizado por el Cedem y por la Sociedad Cubana Multidisciplinaria para el Estudio de la Sexualidad. En el intercambio trascendió que para el diseño de las políticas y proyectos de desarrollo no pueden dejarse de tener en cuenta los temas vinculados con la planificación familiar, tales como los bajos índices de fecundidad, el embarazo adolescente, la anticoncepción, el aborto o los perfiles sociodemográficos de las familias cubanas.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.