La patriótica inspiración de la trova joven

Cada año noveles trovadores de todo el país convocados por la Asociación Hermanos Saíz (AHS) andan en peregrinación a lo largo de una arteria recta y céntrica hasta un sitio sagrado de esta urbe donde se rinde permanente tributo a cuatro jóvenes del Movimiento 26 de Julio

Autor:

Haydee León Moya

No por repetida es menos trascendente, al contrario. Cada año noveles trovadores de todo el país convocados por la Asociación Hermanos Saíz (AHS) andan en peregrinación a lo largo de una arteria recta y céntrica hasta un sitio sagrado de esta urbe donde se rinde permanente tributo a cuatro jóvenes del Movimiento 26 de Julio que perdieron accidentalmente la vida en el fragor de la luchas revolucionarias, dos años antes del triunfo definitivo.

Y se les suma todo el pueblo, porque el 4 de agosto es el Día de los mártires guantanameros. Una generación nueva de cantores, y sus invitados de la «vieja trova» y de otras manifestaciones artísticas, partieron desde la sede de la AHS hasta el obelisco de la calle Aguilera, y allí cantaron al amor, a la Patria sobre todo, y al compromiso con quienes dieron la vida por ella.

De esa manera concluyó su accionar la 41ra. Jornada de la Canción Política, que durante cuatro días se reafirmó como el suceso político y cultural más importante de este territorio del oriente de la Isla, y que es siempre acompañado por los principales dirigentes del Partido y el Gobierno aquí.

Los protagonistas se unieron con su canto al pueblo, a los familiares de los mártires guantanameros e internacionalistas que combatieron junto al Che en el Congo, en un acto popular en el que más de una decena de trabajadores de destacada trayectoria laboral, y jóvenes en su mayoría, recibieron el carné del Partido.

El evento, que tiene en el compromiso revolucionario un fuerte componente, dejó en los jóvenes del Guaso —según los organizadores— y en quienes la visitan en esta etapa estival, la certeza de un movimiento trovadoresco cubano renovado, que pudo mostrar su arte en disímiles espacios públicos de la ciudad y su periferia.

Tributa también, además de un mayor acercamiento a la vida y obra de Ernesto Guevara, a quien fue dedicado el evento en ocasión de cumplirse 50 años de su caída en combate, la interesante exposición Che Tricontinental, donada por la Organización de Solidaridad de los Pueblos de África, Asia y América Latina a la Galería Pórtico de la AHS guantanamera y a cuya inauguración asistió la doctora Aleida Guevara March, hija del guerrillero.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.