El uso correcto de diferentes expresiones - Cultura

El uso correcto de diferentes expresiones

Autor:

Juventud Rebelde

Oigo con frecuencia, expresiones como esta: «No debemos dejar de pasar por alto esa fecha». ¡Qué despropósito! Lo correcto es: No debemos pasar por alto esa fecha. Pasar por alto alguna cosa es «figurada y familiarmente, omitir o dejar de decir algo que se debió o se pudo tratar, olvidarse de ello, no tenerlo presente, no echar de ver una cosa por inadvertencia o descuido, o prescindir de ella deliberadamente». Fíjate: «No debemos dejar de olvidar» sería igual que: No debemos recordar.

Una lectora leyó en esta columna, en días pasados: «De lo sublime a lo ridículo no hay más que un paso», y me pide que explique el origen. También quiere conocer el de algunas otras frases célebres: «Acuérdese de la mujer de Lot», «Vaya usted a la porra», «Espera a las calendas griegas» y «Como dijo el otro».

La primera se atribuye a Talleyrand, político francés, colaborador de Napoleón; pero según De Pradt, Napoleón I lo dijo al Obispo de Malinas, cuando este calificó de sublime la retirada de las tropas francesas del territorio ruso.

Lot es un personaje bíblico. La esposa volvió la cabeza cuando abandonaba su casa, a pesar de que Dios le había advertido que si lo hacía, la transformaría en una estatua de sal, y en eso quedó convertida. Se usa para criticar a las personas curiosas.

Los tambores mayores de los antiguos regimientos llevaban la porra, que era un bastón enorme, labrado, con puño de plata. Esta se mantenía colgada en una habitación de los cuarteles; en la que debía permanecer el soldado acusado de delitos menores. El oficial, al sorprenderlo en una falta leve, le ordenaba por ello: «¡Váyase usted a la porra!».

Isabel de Inglaterra contestó a Felipe II, que sus órdenes serían cumplidas en las calendas griegas. Con esas palabras expresó que nunca sería obedecido, porque las calendas eran el primer día del mes para los romanos, no para los griegos. Se usa para indicar algo que no ocurrirá.

«Como dijo el otro», también tiene que ver casualmente con Felipe II. Hablaba con el rey, un caballero, y pronunció la frase. El Monarca preguntó a Diego de Córdoba, que se hallaba cerca: «¿Quién será el otro?». Cuentan que De Córdoba trajo de la mano a un hombre que allí, fuera del salón, se encontraba, y el pobre, no entendió nada. La expresión se emplea cuando se desconoce el autor de palabras citadas, o no se desea nombrar. Luego Quevedo escribió unos versos acerca de esto.

La respuesta de hoy

Virgilio Lemus, un camagüeyano, quiere saber el significado de la palabra stand. Es una voz inglesa traída al español. Es instalación dentro de una feria de muestras, para la exposición, promoción y venta de productos. Si se usa en la lengua original, no debe pronunciarse «están», y mucho menos, ¡madre mía!, ese plural horrible: «estanes». Diga: stand, stands, si no lo logra, si como dijo alguien, se le enreda la lengua, pues: caseta, puesto, instalación, y el plural correspondiente.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.