Aventuras del soldado desconocido cubano

Aunque esta novela, publicado por Ediciones La Memoria, del Centro Pablo de la Torriente Brau, quedó finalmente inconclusa, sus valores son innegables, y su lectura un verdadero disfrute de buen humorismo

Autor:

Juventud Rebelde

Aventuras del soldado desconocido cubano, publicado por Ediciones La Memoria, del Centro Pablo de la Torriente Brau, es una de las novelas más originales de la literatura cubana. En ella no solamente se establece una ruptura genérica al combinar lo periodístico con lo ficcional, lo histórico con lo fantástico, sino que se ensayan procedimientos nada comunes en su momento, como la intertextualidad, el tratamiento paródico, lo apócrifo, la doble narración, la utilización de personajes y léxico tomados de la marginalidad social, el humor negro, el lenguaje mordaz y otros; lo que hace a su autor, Pablo de la Torriente Brau, uno de los precursores de la más actual literatura cubana.

Con voluntad desacralizadora de mitos sociopolíticos dominantes, la obra se centra en el de los soldados desconocidos, para exponer la verdadera esencia de las guerras desatadas por ambiciones territoriales o de poder. Sin embargo, trasciende la crítica a la propaganda belicista contemporánea del autor. Aunque este aspecto reviste una gran importancia en su objetivo ideoestético, su indagación se proyecta hacia sentidos más amplios y diversos, como la manifestación de la identidad cubana, la denuncia de la expoliación imperialista de los «pueblos pequeños» y, en general, del colonialismo económico y político; el emplazamiento de los valores burgueses mediante la reinterpretación paródica de la historia oficial, la validación del discurso popular y de los verdaderos intereses y necesidades del hombre. Y todo ello mediante una configuración artística muy eficaz y procedimientos composicionales novedosos en la literatura latinoamericana de su tiempo.

Uno de los mayores méritos de Aventuras... es la creación del personaje Hiliodomiro del Sol, narrador-testigo y evaluador de los acontecimientos que se desarrollan en la historia. Identificar al soldado desconocido de Arlington, supuesta representación de los héroes norteamericanos de la Primera Guerra Mundial, como un cubano mulato, pobre y descreído, tiene más de una significación. Además de que se opone polarmente al ideal de hombre norteamericano (blanco, anglosajón, rico, protestante), es una especie de «venganza» satírica de los pueblos considerados inferiores. Hiliodomiro del Sol representa igualmente a sectores marginados del discurso sociocultural hegemónico de cualquier sociedad capitalista, incluyendo la cubana de entonces, por lo que, desde lo semántico, representa tanto a los «pueblos pequeños» como a aquellos grupos que supuestamente no tienen voz en los grandes acontecimientos de la humanidad. Su dibujo, en tanto personaje, como un «tipo de relajo», permite consolidar la proyección humorística de la novela y hacer más eficaces los recursos narrativos puestos en juego.

Es él quien porta la visión paródica del «heroísmo» guerrerista, al descaracterizar el mito de los soldados desconocidos, empezando por él mismo, quien ni era norteamericano, ni quiso ir a la guerra, ni murió en acción heroica.

Aunque Aventuras del soldado desconocido cubano quedó finalmente inconclusa, sus valores son innegables, y su lectura un verdadero disfrute de buen humorismo. Ojalá que muchos más lectores puedan comprobarlo.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.