Conversando con Enid Vian en la 20 Feria del Libro

La autora de Fangoso, título presente en la cita literaria habanera, nos cuenta sus aventuras vividas al trabajar con los niños y adelanta que este libro tendrá próximamente una segunda parte: Vuelve Fangoso

Autor:

Claudia Arteaga Pérez

Enid Vian, nacida en Santiago de Cuba, en 1948, y licenciada en Lengua y Literatura Hispánicas de la Universidad de La Habana, ha trabajado intensamente  durante algunos años como editora de la Editorial Nuevo Milenio del Instituto Cubano del Libro. Sin embargo, el público infantil la reconoce inmediatamente, por su destacado quehacer como poeta y narradora, por obras como: Cuentos de sol y luna, El libro de los oficios y los juguetes, Las historias de Juan Yendo, La inmensa mujer, el hombrecito y la madreselva; De las rastrirrañas y las miñocorras y Una ventana que va a 150. Tan relevante ha sido su labor que ha recibido disímiles premios literarios como La Rosa Blanca, el Casa de las Américas y el Ismaelillo, que otorga la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, justamente por Fangoso, uno de los títulos que Gente Nueva propone para esta 20 Feria Internacional del Libro Cuba 2011.

—Usted le escribe a los niños y jóvenes. ¿Por qué los prefiere como los destinatarios principales de su obra?

Realmente no siempre fue así, cuando empecé lo primero que escribí fue un libro para adultos con el nombre de Che, miembro del Río. Después fue que comencé con la literatura infantil, pues me di cuenta de que escribirle a los niños es una aventura, por muchas veces que lo hagas siempre te va a parecer algo nuevo, pues esta literatura no es fácil de hacer, a pesar de lo que piensen algunos. El niño tiene que entender, tiene que aprender y a la vez divertirse; debes emplear un lenguaje cuidado, con temas acorde a su edad, a sus limitadas experiencias, a su corta vida. Hay que saber darle el enfoque correcto.

«En mis obras utilizo muchos símbolos, metáforas, un lenguaje poético, pero también el humor es muy importante, para que estos disfruten la lectura. Así llevo ya 30 años, escribiéndoles a ellos, a los niños».

¿Qué la impulsó a comenzar a escribir?

—Mi hermana Ivette Vian, mayor que yo, ponlo ahí (sonríe). Fue ella quien me impulsó. En un principio Ivette trabajaba en la revista Pionero, la primera, cuando era un tabloide, y yo también quería trabajar allí, me embullé muy rápido al verla, pero para trabajar allí, pero debía escribir literatura infantil, pues el tabloide estaba dirigido a los niños y a los jóvenes. Bueno, como es ahora... De ese modo comencé en este camino, y tanto me gustó que, te repito, llevo ya 30 años.

Actualmente muchos comentan acerca de lo «perdidas» que están las nuevas generaciones. ¿Qué consejo usted les daría a los niños y jóvenes de ahora?

—La respuesta está en la lectura, leer es la clave, mucha, mucha lectura les aconsejo a todos: tanto a  los niños como a los jóvenes. Claro, la adecuada para cada edad.

«Siempre digo que hay que leer de todo: tanto novelas como cuentos. Partiendo de José Martí, pero no solo a él, existen muchos clásicos, los cuales nunca dejan de ser interesantes, como por ejemplo Julio Verne, con sus disímiles aventuras. Lo repito y no me canso: leer, leer, leer. Esas son las palabras claves para todos, y digo todos porque hasta los adultos han perdido la costumbre».

Fangoso, que se puede encontrar en esta Feria, obtuvo el codiciado premio Ismaelillo...

Fangoso ya va por su tercera edición, y te adelanto que va a salir la segunda parte por la editorial Gente Nueva con el título Vuelve Fangoso.

«Cuenta la historia de Fangoso, un mandón, un dictador, un tirano, que surge del fango. Su lema principal es: «Y nada de reuniones con las flores mustias». Lo único que sabe hacer es mandar, prohibir y eliminar. Fangoso demuestra que no hay tema que no pueda ser llevado a los niños. Solo se requiere de imaginación, magia, humor, dominio del lenguaje...

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.