¿Nos comerán las hormigas? (+ Fotos) - Cultura

¿Nos comerán las hormigas? (+ Fotos)

La exposición Casa tomada, del colombiano Rafael Gómez Barros, se exhibe en las paredes exteriores del Teatro Fausto, de La Habana

 

Autor:

Redacción Digital

Un enjambre de hormigas camina por las paredes exteriores del popular Teatro Fausto. Parecería que los imparables insectos se han apoderado del edificio como si se tratara de un ciclópeo turrón de azúcar. La escena, que bien pudiera ser el pie del argumento para una película de ciencia ficción, ha sacado de la rutina a las personas que habitualmente transitan por ese segmento de la calle Prado.

Pero darle rienda suelta a la imaginación, aunque no le disgustaría a nadie, se apartaría del mensaje de la exposición del colombiano Rafael Gómez Barros, que, como parte de la 11 Bienal de La Habana, se exhibe en un céntrico edificio de esta ciudad capital. Con el título de Casa tomada —sí, es una referencia al cuento del mismo nombre, de Julio Cortázar—, el autor aborda el fenómeno de las migraciones que afecta a la población colombiana, a causa de la violencia y las contradicciones internas en ese país latinoamericano. Desde luego, este es un tema de alcance universal.

¿Qué pudieran tener que ver las hormigas con la vida y las decisiones de los hombres? El creador ha buscado un elemento de enlace entre ambos seres: las cabezas y los abdómenes de los insectos toman forma de cráneo. Al fin y al cabo, la vivacidad de las hormigas es una metáfora de los movimientos humanos de un país a otro. Y mirando desde lo alto del cielo, como aquel personaje del pueblo de Neguá, del que nos habló Galeano, nadie dudaría que los hombres sean vistos como hormigas que se mueven por el mundo.

Antes fueron cucarachas las que trepaban por las paredes del Museo Nacional de Bellas Artes, ahora son hormigas las que pululan por la piel del edificio Fausto. No importa cuáles puedan ser los seres que se apoderen de la atención de la ciudad, lo importante es que nos hagan pensar.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.