La música de Haydée Milanés

Cada una de sus entregas fonográficas es un recuento de las preferencias de la artista por la nueva trova, el pop, el soul, el funky y la música brasileña, entre otras

Autor:

José Luis Estrada Betancourt

Entre los gustos musicales de Haydée Milanés (La Habana, 1980) está esa Cuba que palpita desde el muro del Malecón y en la melodía más tradicional. Es que ella asume la cubanía no solo de una forma natural y pasada a sus genes por su padre, sino que la atempera al arte de este tiempo.

De ahí nacen sus discos Haydée (EMI), Haydée Milanés en vivo y A la felicidad —ambos licenciados con la disquera cubana Bis Music—; de este último aseguró a JR que no se trata de una visión idílica, sino real: «Bastante creo. Está basado en el lado bonito, en el salvable».

Cada una de sus entregas fonográficas es un recuento de las preferencias de la artista por la nueva trova, el pop, el soul, el funky y la música brasileña, entre otras.

De una familia eminentemente musical y en la que sobresale su padre Pablo Milanés, Haydée no dudó en seguir ese camino, así que decidió primero estudiar piano, luego dirección coral y finalmente se graduó de Teoría y solfeo en el Conservatorio Amadeo Roldán.

Escogió el jazz para iniciar su carrera, de la mano de Ernán López-Nussa, y junto al cuarteto del destacado pianista hizo el álbum From Havana to Río.

Ha colaborado en proyectos discográficos de Interactivo (Cool cool filing), del dúo cubano Gema y Pável (Art bembé), en el compilatorio Ellas cantan bolero, y el CD tributo La Habana canta a Sabina, dedicado al cantautor español.

Resulta notable su participación en la banda sonora de importantes filmes cubanos como Tres veces dos, de Pável Giroud, Léster Hamlet e Ian Padrón, y La noche de los inocentes, de Arturo Soto; el documental En el cuerpo equivocado, de Marilyn Solaya; y el corto Al día siguiente, de Enrique Álvarez.

Estrechamente vinculada con el compositor y cantante Descemer Bueno, Haydée ha popularizado algunas de sus canciones, como sucedió con Tu nombre, Libélula y Tanto amar. De esa colaboración le dejamos el tema Tú y yo.

Tú y yo

Autor: Descemer Bueno

No escatimes un segundo para amar,/ que nunca se sabe qué vendrá mañana,/ hazlo todo menos lo imposible,/ no apagues el brillo de tus ojos con el frío de una lágrima, /una sola vida se me hace tan larga,/ cuando se me encarna la nostalgia.

Tú y yo,/ viajando en el amor, sin rumbo,/ perdidos en el cielo, desnudos.

Tú y yo/ perdidos en el cielo, desnudos.

Y en cualquier lugar donde tú estés, te encontraré mi amor,/ no mires la brújula, te vas a perder,/ voy oliendo el viento, es tu perfume quien me guía,/ no creo en presagios que me aparten de tu vida,/ una sola vida se me hace tan corta/ cuando se me antoja ese deseo de beberte hasta la última gota.  (Se repite el estribillo)

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.