El rock nos abre las puertas de la música - Cultura

El rock nos abre las puertas de la música

La banda nicaragüense Ciclo ya está lista para protagonizar este sábado  su última presentación en La Habana, otra vez en la meca del género en la Isla (Bruzón entre Ayestarán y Almendares, Plaza de la Revolución), junto a las nacionales Combat Noise y Deathpoint

Autor:

José Luis Estrada Betancourt

Sin apenas recuperarse del «estropeo» que posiblemente más hayan disfrutado hasta la fecha, Juan Carlos Ortega (guitarra eléctrica), Noel «Chipi» Portocarrero (bajo y voz) y Bikentios Chávez (batería), aún con el calor de las Romerías de Mayo encima, volvieron a cargar energías para ofrecer un magnífico concierto la víspera en el Maxim Rock.

Lo mejor es que los tres integrantes de la banda nicaragüense Ciclo ya están listos para protagonizar este sábado (8:30 p.m.) su última presentación, por el momento, en La Habana, otra vez en la meca del género en la Isla (Bruzón entre Ayestarán y Almendares, Plaza de la Revolución), junto a las nacionales Combat Noice y Deathpoint.

Desde 2007 permanece unido, por medio de Ciclo, este trío de jóvenes que venera a King Crimson, Tool, Metallica, Megadeth, Nine Inch Nails, Gustavo Cerati, Slipknot, Birds of Tokyo, A Perfect Circle, Pink Floyd, Led Zeppelin, Alice in Chains, Rush, Zurdok..., todo lo cual se aprecia en un sonido que se niega a encasillarse en un subgénero determinado, según afirmó ante la prensa Juan Carlos Ortega, quien agradeció a la Asociación Hermanos Saíz y a la Agencia Cubana de Rock (ACR) por su colaboración y acogida.

«Si nos viéramos obligados a circunscribirnos en un género, diríamos que Ciclo defiende el rock alternativo, pero la verdad es que lo nuestro es el rock, con el cual lo mismo podemos mezclar la música electrónica que un bolero...

«El rock nos enamora porque nos abre totalmente las enormes puertas de la música», enfatizó el líder de la banda, quien posee, como el resto de sus compañeros, una reconocida trayectoria en la escena roquera de Nicaragua.

Los temas que conforman sus dos producciones discográficas: Fragmentos y El descenso, constituirán la principal propuesta de estos instrumentistas para esta noche, a decir de Chipi, el cual enfatiza que prefieren interpretar composiciones originales, líricas escritas por ellos mismos.

«Nos interesan los textos que puedan funcionar bajo cualquier circunstancia, por lo tanto son, fundamentalmente, emotivos, que buscan comunicarse con la gente, que se identifican con la gente», dice Portocarrero.

Impresionados aún por la fuerte vivencia que tuvieron en Holguín, participando de un evento que acaba de cumplir 20 años, Bikentios asegura que no olvidarán fácilmente una experiencia tan enriquecedora. «Nos complace mucho que la primera vez que hemos actuado fuera de nuestro país haya sido en Cuba. Jamás habíamos sido testigos de un festival de la envergadura de las Romerías de Mayo. Fue algo totalmente nuevo para nosotros».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.