Crecen expectativas por comienzo del play off en la zona oriental

Para el primer juego en Santiago de Cuba, por el equipo anfitrión lanzará Norge Luis Vera. El nombre del lanzador de Villa Clara no se conoce

Autor:

Juventud Rebelde

Norge Luis Vera, recuperado al parecer de todos sus padecimientos, se trepará esta noche en la lomita de Santiago. Foto: Alex Castro SANTIAGO DE CUBA.— No hacen falta dones adivinatorios para vaticinar el estruendo que zarandeará esta ciudad durante el fin de semana. Hoy, Avispas y Naranjas, dos de las selecciones de béisbol que más público «halan» en el país, comienzan una batalla pelo a pelo... hasta la muerte.

En este minuto, cuando aún no ha sonado el primer madero de este play off oriental, ya la pelota satura el aire de Santiago, penetra en los pregones cercanos a las terminales de ómnibus, en las charlas sudorosas rumbo al Distrito... o a Chicharrones, en los barrios cromáticos y olorosos —como Los Hoyos— o en la mismísima Plaza de Marte, acaso la Meca de la discusión beisbolera en Cuba.

En este segundo, cuando casi toda la urbe conoce que Víctor Mesa y su tropa llegaron desde el jueves, crecen en las lenguas de los santiagueros, siempre orgullosos de sí mismos, las oraciones vinculadas al estelar ex center field del equipo Cuba: «Se va a ir para Santa Clara con dos papazos», «él sabe, pero no es mago ni hace milagros», «vamos a repetirle la dosis de hace dos años» (la barrida).

Pero la mayoría de estas frases son, en el fondo, chanzas de ocasión, propias de los lugareños. Aquí hay un respeto generalizado por Villa Clara; y de vez en cuando el «fantasma de la tradición», ese que recuerda la abrumadora supremacía del conjunto del centro en los play off contra Santiago, se asoma en las conversaciones de los aficionados.

«Nos han ganado siete veces; incluso, cuando teníamos a los monstruos», suelen decir los entendidos de la calle, para luego consolarse con «agua pasada no mueve molinos».

Todos saben que del lado indómito Norge Luis Vera se trepará hoy, con sus bien llevados 35 años, a la loma de las serpentinas. El derecho de Siboney, ganador de nueve partidos en la clasificatoria, tirará luego de diez días de descanso y de una convincente demostración frente a Camagüey.

Osmel Cintra está anunciado para mañana, una nítida señal de que los montañeses tendrán un esquema de rotación parecido al empleado contra los tinajoneros.

Sin embargo, el nombre del lanzador villaclareño no estaba claro cuando se construían estas líneas. El timonel de los Naranjas, integrante de aquel team tricampeón nacional de principios de los años 90, maneja sus piezas como solo él sabe. No en balde, aquí y en otras regiones del país, han comenzado a decirle «el Ajedrecista».

Ahora, con una escuadra que apenas bateó durante todo el torneo y necesitó cinco agónicos partidos para derrotar a Las Tunas, Víctor —si ganara esta serie— podría ganarse el mote de «El Hechicero», especialmente por el favoritismo de Santiago.

Hoy, con todos estos humos generados por la expectativa y una vieja rivalidad, estalla Santiago. Digo, si el tiempo lo permite, porque Meteorología anuncia un frente frío, y el cielo no cree en fiebres de pelota, a menudo se encapota y nos trae gotas...

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.