Sube de tono la polémica luego de la derrota cubana en la Copa Mundial de béisbol

Los aficionados ofrecen puntos de vista diversos y opinan sobre lo que a juicio de muchos son las debilidades más notables que hoy se aprecian en la conformación del equipo nacional

Autor:

Juventud Rebelde

Ya veo que a ustedes también les encanta discutir de pelota. Sigan escribiendo entonces, que ya la Serie Nacional está en nuestras narices y esta esquina estará abierta durante todo el campeonato.

Reiner, director de ETECSA en Santiago de Cuba, fue el primero en sumarse a la polémica: «Dos utilitys en el equipo fueron innecesarios. Uno debió cederle su lugar a José Julio Ruiz, quien pudo haber sido un excelente emergente. Si se le da la oportunidad a Peraza y este la aprovecha, pues hasta conecta jonrón, ¿por qué vuelve al banco? ¿Habrá hecho falta la experiencia y el coraje de Vera u algún otro pitcher ya probado en el equipo? Parece que sí».

Olivera demostró que los jóvenes pueden tener su espacio, y rendir. Foto: AP «En estos momentos, quizá como nunca antes, hay talentos de sobra para escoger un buen equipo nacional. Me pregunto cuál ser humano es capaz de mantenerse en forma óptima durante todo el año. La Serie Nacional, los Panamericanos y el Mundial... es demasiado. Debieron rotarse los jugadores», opina Alexis González Guerrero, trabajador informático del municipio de Bartolomé Masó, en Granma.

«Pensé que el Clásico nos dejaba la enseñanza de la necesaria especialización de nuestros hombres, pero no entiendo cómo un manager tan conocedor y atrevido como el Rey Anglada mordió el anzuelo de la inocencia en el manejo del staff. Además, somos muy predecibles para el rival porque llevamos muchos años y muchas competencias con el mismo equipo base, excepto unos dos o tres hombres que se ganan el boleto un año u otro.

«Esta vez, en la banca aguardaban un Navas, un Peraza, un Eriel, que hubiesen salido a darle en la cara a la pelota con las mismas ganas que los que jugaron siempre. Debemos mirarnos en el espejo de Japón, Taipei de China y el mismo Estados Unidos, que cambian constantemente sus nóminas y muchas veces estas descansan en peloteros de 23 o 24 años. ¿Por qué no podemos hacer lo mismo? Me viene a la mente aquella frase que hizo popular una serie televisiva: “cosas de Teodoro”», reflexiona en su correo electrónico Eider Matos Calzadilla.

«Se cometieron errores a la hora de confeccionar el equipo, entre ellos la no inclusión de José Julio y Donald Duarte, quienes junto a Peraza rindieron mucho en el torneo de Holanda. Hay que tener cuidado para no desestimular a los atletas», alerta sucintamente Lázaro Puentes.

Erddys y Mario escriben desde la Facultad de Matemática, en la Universidad de La Habana: «Creemos que lo mejor que nos pudo pasar en el Clásico fue competir en medio de la Serie Nacional, para que así no se echara a perder el rendimiento del equipo. Hay qué planificar bien la preparación».

«¿Habrá pitchers mejores en Cuba que aquellos que se echan a cuestas a los llamados equipos débiles en nuestra Serie y ganan hasta el 50 por ciento de los juegos de dichos conjuntos? Lo dudo mucho. Si siempre van los mismos para todo, ¿qué motivaciones tienen los nuevos que rinden? Hay que dejar equivocarse a otros. También tienen ese derecho», acota Roberto E. Segura Messeguer, de Holguín.

Como ven, hay para todos los gustos. Y lo que falta. Mientras el buzón aguante....

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.