Alegrías y sinsabores de Cuba en recta final de los Juegos Olímpicos de Beijing

En la Mesa Redonda Olímpica fueron analizados los avatares de la penúltima jornada para Cuba en las olimpiadas de Beijing y se pormenorizaron insatisfacciones y logros de la delegación antillana por disciplinas deportivas.

Autor:

Juventud Rebelde

Los avatares de la penúltima jornada para Cuba en los Juegos Olímpicos fueron desmenuzados durante la Mesa Redonda Olímpica transmitida por la televisión y la radio nacional con la presencia de avezados panelistas e invitados.

Un doloroso revés ante Corea del Sur en la final del certamen de béisbol dejó la satisfacción de haber caído contra un rival de gran clase tras un peleado partido de principio a fin. Puede decirse que los asiáticos se impusieron en buena lid.

Insatisfacciones también dejaron los desempeños del adiós del equipo femenino de voleibol, así como de sus entrenadores, directivos y la afición en general.

Otros deportes no se comportaron en la competencia acorde a la colosal etapa preparatoria y ello frenó el justo empeño de ubicar a Cuba en la vanguardia del concierto olímpico, algo que había ocurrido de manera ascendente a partir de los Juegos en Munich ’72.

Hay que sacar experiencias de los reveses, dijo uno de los panelistas refiriéndose al desempeño de los beisbolistas cubanos en la despedida del programa olímpico del llamado deporte de las bolas y los «strikes».

Todo no fue acíbar este sábado. El clavadista José Antonio Guerra cerró quinto en la final de plataforma que le ratificó entre los grandes de ese deporte, además de convertirle en el primer hombre de la Isla con presencia en una discusión de medallas individuales.

Con medallas de plata que podían haber sido de oro finalizaron sus compromisos los boxeadores Andry Laffita, en los 51 kilogramos, y Emilio Correa (75) tras caer ante el tailandés Somjit Jongjohor y el británico James Degale, por ese orden.

Justo es reconocer que en el transcurso del pleito donde estuvo enrolado Emilio Correa el árbitro actuante cometió algunas irregularidades en decisiones que favorecieron al británico, un boxeador de menor clase que el antillano.

Y la posta femenina cubana de 4x400 metros en el atletismo terminó en sexto lugar, pero lo hizo tras mejorar el récord nacional de la prueba y ello merece el reconocimiento.

Otro sexto lugar estuvo reservado para Yeimar López en los 800 metros, en desenlace que pudo ser mejor, pero el cubano, con clase y preparación para un rendimiento superior, equivocó su estrategia y sus rivales lo relegaron.

Randy Alonso Falcón, moderador de la Mesa Redonda Olímpica, dio lectura a algunos despachos de agencias internacionales de noticias acerca de un incidente en que estuvo envuelto, entre otros, el taekwondoka cubano Angel Valodia Matos.

Con relación a lo sucedido con anterioridad se dio a conocer una nota oficial emitida por la Dirección de la Delegación Cubana en los XXIX Juegos Olímpicos de Beijing, cuyo contenido es el siguiente:

«Ángel Valodia Matos, del deporte de taekwondo, combatía en las preliminares por el título olímpico. Ganaba en su pelea 3-2 cuando sufrió una lesión en un pie.

«Al aproximarse el médico y personal médico para auxiliarlo, el árbitro declaró vencedor al contendiente lo que disgustó a Valodia, quien agredió al árbitro. Cuando otro juez concurrió, tratando de zanjar la situación, lo agredió igualmente.

«Lo anterior constituye una violación del reglamento y una grave infracción de la ética y las normas deportivas, por lo que fue sancionado a la separación de por vida del deporte.

«Independientemente de que hubiese sido injusta la decisión, nada justifica la agresión al árbitro», concluye la nota.

Amplio fue el análisis realizado en el resto de los deportes de combate como el boxeo, disciplina donde existieron algunos supuestos manejos inescrupulosos de oficiales actuantes aupados por directivos de la Asociación Internacional de este deporte (AIBA).

La lucha grecorromana aportó un título conquistado por Mijaín López, pero en la libre la realidad quedó por debajo de las expectativas.

Entre los deportes de tiempos y marcas correspondió al atletismo la mejor siega cubana con la medalla de oro del vallista Dayron Robles, las dos de plata conseguidas por la discóbola Yarelis Barrios y la martillista Yipsi Moreno, junto a otro par de bronces logradas por el saltador de longitud Ibrahin Camejo y el decatlonista Leonel Suárez. Otros 12 cubanos estuvieron entre los finalistas.

Asimismo sobresalen los resultados del tiro deportivo con una medalla de bronce al palmarés de Eglis Cruz y la colocación entre los punteros de Juan Carlos Stevens, en tiro con arco; en contraste a ello están los débiles desempeños de canoistas y remeros.

Impresionante desde todo punto de vista es la actuación de China, país que acumula 49 cetros, muy por delante de los 33 de Estados Unidos y los 21 de Rusia, mientras Cuba aparece en el sitio 27 con par de coronas, nueve medallas de plata e igual número de bronces y solo dos opciones más de títulos en el boxeo durante la jornada dominical con Yankiel León (54) y Carlos Banteur (69).

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.