El ruso Alexander Grischuk gana Supertorneo de Linares

El Gran Maestro cubano Leinier Domínguez finalizó en la última posición del evento con seis puntos, pero muy cerca de los demás

Autor:

Juventud Rebelde

Un final desabrido tuvo el supertorneo de ajedrez Ciudad de Linares, aunque se estrenó un campeón —Alexander Grischuk (2733)— y eso siempre es noticia. Todos los duelos de la última ronda concluyeron en tablas, pero el ruso aventajó en el desempate al astro ucraniano Vassily Ivanchuk (2779).

Grischuk dividió este sábado con el armenio Levon Aronian (2750) y terminó con ocho puntos, los mismos que Ivanchuk, quien firmó la paz con el Gran Maestro cubano Leinier Domínguez (2717). Curiosamente, el ucraniano fue el único invicto del certamen, pero ganó solo dos partidas —ambas frente a Aronian—, una menos que el nuevo rey.

En la tercera posición, con 7,5 unidades, ancló el «fenómeno» noruego Magnus Carlsen (2776), tras su último empate con el indio Viswanathan Anand (2791), vigente campeón mundial.

Precisamente Anand (7) ocupó el cuarto escaño, por delante del azerbaijano Teimour Radjabov (2761), el chino Wang Yue (2739) y Aronian. Este trío acumuló 6,5 rayas y finalizó en ese orden, según las estadísticas oficiales.

Leinier cubrió la retaguardia con seis puntos, pero muy cerca de los demás. Aunque usted y yo esperábamos más, fue una buena actuación de nuestro muchacho (perdió alrededor de 1,5 puntos Elo). Quizá terminó cansado, pues jugó los dos torneos más fuertes de su vida en apenas 45 días.

Además, en el periplo enfrentó a 24 jugadores con más de 2700 puntos Elo. Imagínense que entre 2006 y 2008 había topado solamente con 22 rivales de estas características.

Ahora su próximo compromiso debe ser el Máster de Sofía, en mayo. Así, tiene tiempo para descansar, analizar los errores y «cargar las baterías».

En Sofía encontrará a Topalov, el único «monstruo» que le falta por conocer. Para entonces el búlgaro tendrá seguramente un Elo superior a los 2800 puntos y eso son palabras mayores.

Radiografía de campeones

Alexander Grischuk es el campeón número 13 que ha tenido el torneo de Linares desde su nacimiento en 1978. Recordemos que Kasparov repitió en nueve ocasiones, en tanto Ivanchuk y Anand lo hicieron tres veces cada uno. Por su parte, Karpov y Kramnik atesoran dos cetros.

Los otros que saborearon al menos una vez el triunfo en la urbe española fueron el sueco Jaan Eslon —el primer monarca—, el estadounidense Larry Christiansen, el legendario Boris Spassky, el yugoslavo Ljubomir Ljubojevic, el holandés Jan Timman, el húngaro Peter Leko, y el armenio Aronian.

Grischuk nació el 31 de octubre de 1983 y entre sus resultados más notables está la victoria en el Campeonato Mundial de partidas 2006, celebrado en Israel. Como ya hemos dicho, es también un gran jugador de póker y desde hace seis años incursiona en ambas disciplinas.

«Hay gente que asocia la imagen del póker a los tahúres, a las timbas, o el humo. Esto es algo diferente de la realidad, pues casi todos sus practicantes son jóvenes, muchos de ellos universitarios y muy alejados de las leyendas urbanas», declaró recientemente.

«El ajedrez, en el siglo XV, era un juego de reyes, pero también de tabernas. Con el tiempo, el ajedrez ha sido un deporte con cientos de competencias y campeones del mundo como Fischer o Kasparov, además de dinero en premios. Todo depende de cómo se enfoque», explicó.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.