Goleada al rey en Campeonato Nacional de fútbol

El campeón nacional, Ciego de Ávila, cayó 1-4 ante Ciudad de La Habana en el estadio capitalino La Polar

Autor:

Raiko Martín

Esta temporada Ciego de Ávila es al fútbol lo que Industriales al béisbol. Ambas aficiones esperaban este sábado un triunfo que diera alas a sus aspiraciones, pero si los «azules» dejaron escapar otra oportunidad redentora, los avileños encajaron una goleada de 1-4 ante Ciudad de La Habana que les mantiene en el fondo de la clasificación en el actual Campeonato Nacional.

Gran interés había despertado el duelo en La Polar entre el monarca vigente y un equipo capitalino invicto y sin contundencia. Era difícil definir si pesaría más la ausencia del peligroso Sander Fernández o la del «arquitecto» citadino Jaine Colomé, y en las  gradas nadie aventuraba semejante desenlace.

Sin dominio definido transcurrió la primera media hora. La visita manejaba el balón con criterio, trataba de desbordar por las bandas, de conectar la visión de Alain Cervantes con el olfato goleador de Leonel Duarte, pero el equipo quedaba partido en dos durante cada transición de ataque.

De ahí que cada contragolpe, con pelotazo largo hacia el Eviel Cordovés como modus operandi, se convirtiera en un problema para la zaga avileña, una y otra vez rescatada por la enorme calidad de Reysander Fernández.

Sin embargo, fue el garrafal error de su portero Anoide Sardiñas el que terminó con el equilibrio. De sus manos escapó un balón perfectamente atajable que terminó en las redes tras el remate de Carlos Yoan. Transcurría el minuto 37 y nada cambiaría antes del descanso.

Fue en la segunda mitad cuando la historia tomó un giro radical. El desentendimiento entre el arquero Vismel Castellanos y el central Yariel Chapotín posibilitó la igualdad firmada por Adrián Hernández, poco antes de que los anfitriones se quedaran con un jugador menos tras la doble amonestación del propio Carlos Yoan.

Parecía entonces que el rey del fútbol cubano desplegaría su mejor discurso, pero sucedió todo lo contrario. Más bien vio juntarse el cielo con la tierra después del autogol de Carlos Valdés —primero del torneo—, e hincó nuevamente la rodilla cuando un nuevo despiste defensivo condujo al mano a mano entre Cordovés y Sardiñas que terminó con la falta del arquero avileño, su expulsión reglamentaria, y el penalti a favor de los anfitriones.

La perfecta ejecución del lateral Yosvani Vinent y la recuperada igualdad numérica sobre el pasto parecían lapidarias, mas hubo tiempo para que Jensi Muñoz diera el tiro de gracia en el segundo minuto del descuento.

A diferencia de la jornada anterior, esta fecha fue pródiga en goles y definiciones. La mayor paliza tuvo como escenario al Patricio Lumumba, donde los anfitriones y líderes camagüeyanos recetaron un contundente 5-0 al colista Cienfuegos, que jugó con uno menos gran parte del cotejo. El internacional Armando Coroneaux firmó dos dianas (minutos 4 y 41), y del resto se encargaron Osmani Montero (25), Dagoberto Quesada (32) y Yasnier Nápoles (40).

También inobjetable fue la victoria por 4-0 de Las Tunas en los predios de La Habana, donde Edgar Márquez (15), Dainier Lorenzo (46 y 78) y Maikel Celada (64) coparon la casilla de los goleadores.

Finalmente, en Zulueta, el equipo de Villa Clara se recuperó de la madrugadora anotación del guantanamero Aliannis Urgellés (6) para llevarse los tres puntos gracias a las perforaciones de Yenier Márquez (38) y Reydenis Dueñas (73).

Luego de estos resultados los camagüeyanos se mantienen al frente de la tabla de posiciones con 14 puntos. Por detrás avanzan Villa Clara (11), Las Tunas (9), Ciudad de La Habana (8), La Habana (8), y ocupan las restantes posiciones Guantánamo (6), Ciego de Ávila (4) y Cienfuegos (2).

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.