El maleficio de los campeones - Deporte

El maleficio de los campeones

El notición del momento es que varias estrellas  se perderán la XXX cita bajo los cinco aros, a pesar de tener tiques de abordo a la Gran Bretaña

Autor:

Abdul Nasser Thabet

¿Recuerdan el famoso «embrujo» del Daily Programme durante el XIII Mundial de Atletismo con sede en Daegu, Corea del Sur? Pues al parecer los toques nigrománticos continúan, y si bien ahora no hay revista diabólica que pronostique ganadores para luego enterrarlos con un vaticinio de efecto contrario, de igual forma muchos ex campeones olímpicos sufrieron ante el segundo aquelarre deportivo del siglo XXI.

El notición del momento es que varias estrellas  se perderán la XXX cita bajo los cinco aros en otro hechizo que, además, dejó a muchos atletas con un sabor amargo entre labios, a pesar de tener tiques de abordo a la Gran Bretaña.

Los principales diarios del mundo se repletan con la imagen del nadador australiano Ian Thorpe, dueño de cinco coronas olímpicas y un palmarés envidiable en la historia de la velocidad acuática. El torpedo de la Isla Continente ya no detonará, pues encalló escandalosamente en el campeonato nacional de su país, cuando buscaba cupos para «chapotear» en aguas londinenses.

También en Francia lloraron «a moco tendido», ya que el vigente monarca de los 100 metros estilo libre, el galo Alain Bernard, no clasificó en ninguna prueba individual y tendrá que conformarse con tirarse en los relevos.

En tanto, a su coterráneo Frederick Bousquet, as europeo en los 50 metros, no le alcanzó la gasolina para asistir a Londres y tendrá que contentarse con aplaudir desde el graderío el accionar de su novia Laure Manaudou, triple medallista en Atenas 2004.

En los deportes colectivos, la selección argentina de fútbol, medallista dorada en las dos últimas ediciones bajo los cinco aros, no podrá defender su cetro. De igual forma, su homóloga alemana —en la versión femenina— vio diluida toda esperanza olímpica al no pasar de cuartos de final durante la pasada justa del orbe, acaecida en predios teutones.

Los aficionados al baloncesto extrañarán a Serbia, y los germanos lamentarán la ausencia de Dirk Nowitzki, jugador más valioso de la final de la NBA en 2011, cuando se proclamó campeón con los Dallas Mavericks. Igualmente los bávaros sufren al no incluir el balonmano en tierras inglesas.

En tanto, aún es duda la inscripción de la  ciclista francesa Jeannie Longo, reina en Atlanta-1996 y omnipresente en cada uno de los eventos estivales desde Los Ángeles-1984. De lograr su clasificación serían estos sus últimos Juegos, pues a Río de Janeiro llegaría con 57 años. Casi nada.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.